Martes, 6 de Diciembre del 2016


Pe|Prom|grati days|1|728x90

Ford motor company inicia la producción del mítico Shelby GT350R

Publicado el 17/09/15

Ford continúa sorprendiendo a todos los amantes del Mustang en el mundo. Esta vez anunció el inicio de la producción del Shelby GT350R, nueva generación del modelo que empezó la fama del “pony car” en todas las pistas del mundo. Este deportivo tiene como misión dar continuidad a un ícono que está conmemorando los 50 años de vida.

El vehículo será producido en una edición limitada: solo 100 unidades del Shelby GT350R y del Ford GT350R serán vendidas como modelos del año 2015. La letra “R” de esta versión simboliza que el auto está completamente preparado para las pistas, con un desempeño capaz de satisfacer a los pilotos amateurs.

“Este es un día especial para todos los entusiastas del Mustang” dijo Bill Ford, presidente ejecutivo de Ford Motor Company durante el evento realizado en la planta de Flat Rock, en los Estados Unidos. “Llevamos la fórmula del Shelby GT350R al nivel más alto de innovación, estilo y desempeño. Hoy esa leyenda tiene continuidad”.

Motor V8: Un “pony car” altamente potente

El Shelby GT350R está equipado con un motor V8 de 5.2L y 543 CV, considerado el motor aspirado de serie más potente que Ford haya producido. Asimismo, este motor es considerado el más eficiente en términos de potencia específica pues, sin turbo o sobrealimentación, genera 103 CV por litro.

El nuevo V8 es también el motor aspirado de rotación más alta de la historia de Ford, con una zona roja de 8.250 rpm. A diferencia de los V8 tradicionales, posee cigüeñal de perfil plano, que generalmente se encuentran en superdeportivos y autos de carrera.

Por último, esta nueva versión además de contar con el paquete aerodinámico especial, que incluye los difusores de aire, las primeras llantas de fibra de carbono en un vehículo producido en serie y el alerón del mismo material, el Shelby GT350R cuenta con suspensión adaptativa, barras de torsión y bujes calibrados especialmente para las pistas.