Sábado, 3 de Diciembre del 2016


Pe|Prom|grati days|1|728x90

El mundo privado del papa Francisco

Publicado el 17/09/15

Con motivo de la gira estadounidense, la popular revista local People eligió a Francisco como protagonista de su última portada y enumeró cinco cualidades del papa argentino que han cautivado al mundo.

Vive una vida sin lujos

No hay palacios papales o costosas limusinas Mercedes Benz. Cuando Francisco fue elegido en marzo de 2013 para dirigir la Iglesia católica romana, se negó de inmediato a los lujos de sus predecesores y se trasladó a Santa Marta, la casa de huéspedes del Vaticano, que comparte con decenas de compañeros.

“Vive en una pequeña habitación”, cuenta el argentino Lucas Schaerer, quien con su compañero Gustavo Vera han sido amigo del Papa desde 2008, cuando los tres trabajaban juntos en los “rincones más oscuros” de Buenos Aires.

Los dos viejos amigos, que militan en la organización sin fines de lucro La Alameda, visitaron a Francisco en agosto pasado. Ambos lo llaman por su nombre de pila, Jorge Mario Bergoglio.

La revista revela que “casi todos los domingos cena con los camareros y cocineros de Santa Marta. Todos ellos se sientan en la misma mesas, sin formalidad o protocolo”. Vera agrega otras datos de color: Francisco nunca tuvo un teléfono móvil ni ha tomado vacaciones (“Él siempre amó su trabajo demasiado como para irse de vacaciones” ).

Nunca se olvida de un cumpleaños

Francisco puede soportar el peso de los 1,2 mil millones de católicos del mundo sobre sus hombros, pero sigue siendo un amigo dedicado, dice Vera. “Él es muy atento y escucha el más mínimo detalle de la vida de sus afectos. Nunca se olvida del cumpleaños de un amigo o pariente. Cuando un miembro de la familia de un amigo está enfermo, lo llama y pregunta cómo está. Él tiene una memoria de acero”.

Colecciona “amigos telefónicos”

Si le escribió una carta al Papa, esté seguro de que un día puede sonar el teléfono y al responder estará él del otro lado de la línea.

Los ejemplos se multiplican… el italiano Michele Ferri de Pesaro, en medio del dolor por el brutal asesinato de su hermano Andrea en junio de 2013, envió una carta de tres páginas a Francisco. En agosto, el teléfono sonó. “Me dijo: ‘Ciao, es Francisco. He leído tu carta y lloré”.

Francisco llamó a esa misma familia casi una docena de veces. “Las llamadas del Papa se han convertido en una especie de hábito para mi anciana madre”, dice Ferri.

Tiene un gran sentido del humor

“Es muy divertido y a veces ilumina con humor los momentos críticos”, dice Vera.

Un ejemplo: Francisco siempre quiso que Schaerer se convirtiera en sacerdote. Pero cuando el joven se enamoró y formó una familia con Ana Romero, Francisco la apodó Camila, por la película de 1984 en la que un sacerdote jesuita sucumbe a sus sentimientos por una mujer que se llamaba así.

Es tan humano que hasta cuida su figura

De acuerdo con una fuente cercana al médico personal del Papa, Francisco ganó casi 7 kilos desde su elección como Pontífice y debió recortar las porciones de pasta que sirven en el comedor de Santa Marta. Ahora solo las disfruta dos veces por semana.

Las indicaciones médicas incluyen un paseo diario de una hora por los jardines vaticanos, pero una fuente dentro de Santa Marta asegura que Francisco no cumple al pie de la letra los consejos. “Hay días que se pasa horas y horas sentado en su escritorio ordenando, escribiendo y estudiando”.