Martes, 6 de Diciembre del 2016


Pe|Prom|grati days|1|728x90

Marcapata recibe reconocimiento del repaje como Patrimonio Cultural

Publicado el 15/08/15

Lima, ago. 15. El Ministerio de Cultura entrega hoy a las autoridades del distrito de Marcapata, provincia de Quispicanchi, en Cusco, la declaratoria que reconoce los conocimientos, prácticas y rituales asociados al repaje o wasichakuy de la iglesia de San Francisco de Asís como Patrimonio Cultural de la Nación.

Ante cientos de comuneros que se congregarán en la plaza principal, el viceministro de Patrimonio Cultural e Industrias Culturales, Juan Pablo de la Puente Brunke; y el director de Cultura de Cusco, Ricardo Ruiz Caro, entregarán al alcalde de Marcapata, Rolando Cayo Bustinza; y a las autoridades comunales la Resolución Viceministerial N° 097-2015-VMPCIC-MC, que reconoce esta faena comunal por tratarse de una práctica ancestral vigente y que convoca la participación activa de toda la comunidad.
En el marco de este reconocimiento, el equipo de la Dirección de Patrimonio Inmaterial de este sector realiza una investigación y registro audiovisual de la faena ancestral del repaje, que consiste en el cambio de la paja y el mantenimiento general del techo del Templo San Francisco de Asís.
Para esta faena comunal, se reúnen cientos de comuneros de nueve comunidades en la Plaza Principal de Marcapata, en medio de un ambiente de fiesta y confraternidad. Participan los ayllus o comunidades principales, también denominadas ‘madres’, Qollana Marcapata, Sahuancay, Puyca y Ccollasuyo, además de las comunidades nuevas, denominadas ‘hijas’, Incacancha Yanacocha, Unión Araza, Huaracconi, Socapata y Yanacancha; todas pertenecientes al distrito de Marcapata.
Cada una de estas comunidades tiene la responsabilidad de traer la materia prima para la realización del techado (paja o waylla ichu), así como de proveer de la mano de obra necesaria, entre tejedores (qollanas) y trabajadores (faenantes), quienes se encargarán de la dura faena.
Los mayordomos de cada uno de los ayllus principales se encargan de la coordinación con los patrones del techado y de la alimentación de los trabajadores, así como también de las orquestas de música. Es una labor que se realiza respetando estrictamente la tradicional jerarquía comunal, propia de las faenas de este tipo.
A lo largo de los cinco días que suele durar el repaje o wasichakuy, los mayordomos encabezan los diversos rituales que forman parte de esta tradición en los que puede notarse una relación muy profunda entre las religiosidades andina y cristiana, así como devoción, solemnidad y un cariño especial a su templo.
El distrito de Marcapata se ubica a más de 3,000 metros sobre el nivel del mar, en la franja oriental de la cordillera de los Andes, camino a Puerto Maldonado, por lo que tiene un clima lluvioso.
Si bien este templo, construido por la Orden Franciscana, data de la época virreinal, Marcapata fue una zona de importancia desde mucho antes debido a su ubicación estratégica mirando hacia la Amazonía o el Antisuyo inca.