Viernes, 9 de Diciembre del 2016


Pe|Prom|grati days|1|728x90

Lima vuelve a ser a partir de hoy la capital del cine latinoamericano

Publicado el 07/08/15

Lima, ago. 07. Como ya resulta habitual, desde hace casi dos décadas, por estos días los cinéfilos locales andamos revisando los horarios de las numerosas funciones que ofrece el Festival de Cine de Lima. La gran preocupación: qué películas ir a ver y –mucho más doloroso– cuáles prescindir, al menos por el momento. 

En esta edición se rendirá homenaje a los esposos mexicanos Arturo Ripstein y Paz Alicia Garciadiego. Ellos han trabajado juntos –él como director y ella de guionista– en películas imprescindibles para entender la filmografía de la región. Por ejemplo, se proyectará La reina de la noche, biopic dedicado a Lucha Reyes, célebre bolerista mexicana homónima de nuestra cantante criolla.
Cintas suyas que también son de interés y que se podrán apreciar son El coronel no tiene quién le escriba, adaptación de la clásica novela de García Márquez, y Profundo carmesí, thriller basado en una historia real que también se adaptara en Hollywood.
Qué me mira, Klaus
Otro homenajeado internacional es el alemán Werner Herzog. De él era inevitable programar sus cintas ambientadas en el Perú: Aguirre, la ira de Dios y Fitzcarraldo. Pero si quieren conocer otros de sus títulos, también pueden ir separando entradas para Nosferatu, su particular visión de las historias de vampiros, o Corazón de cristal, otra de sus primeras cintas de los años 70. Y para quien desee fisgonear en la conflictiva relación entre Herzog y su actor fetiche, Klaus Kinski, está el documental Mi mejor enemigo.
 
Por el lado nacional, será distinguido Gustavo Bueno. La ya clásica cinta La ciudad y los perros, en la que el actor pronuncia la frase más conocida del cine peruano –“Qué me mira, cadete”– es parte de la corta muestra dedicada a él. También están La boca del lobo y Caídos del cielo. Las tres dirigidas por Francisco Lombardi. Se echa de menos más incursiones de este actor en la pantalla grande como Un cuerpo desnudo.
Oficial
Las secciones de competencia son el plato fuerte de todo festival. Este año se tiene como atracciones a las cintas Paulina, un remake de un filme argentino de los años 60. El director es Santiago Mitre, quien dejara grata impresión con su ópera prima El estudiante en una pasada edición del Festival de Lima.
También se verá El club del chileno Pablo Larraín, reciente Oso de Plata de la Berlinale. Otra es La obra del siglo, de Carlos Quintela, un agudo retrato de la realidad cubana; e Ixcanul, ópera prima del guatemalteco Jayro Bustamante que aborda el tema indígena en su país. De Brasil nos llega La casa grande de Felipe Barbosa, en que se cuenta la historia de una empleada de hogar.
La lista resulta larga y es de lamentar que este festival disponga de tan solo diez días. Esperemos que las más interesantes películas sean proyectadas en la cartelera comercial.
Una de las secciones más atractivas para los aficionados al cine será Grandes clásicos franceses renovados: en busca del tiempo perdido. En esta muestra se podrán ver El desprecio, de Jean Luc Godard; Los ojos sin rostro, de Georges Franju; el musical Las paraguas de Cherburgo, de Jacques Demy; y Madame, de Max Ophüls. Una oportunidad de ver estas joyas de la cinematografía en pantalla grande.
La inauguración del Festival de Lima es hoy en el Gran Teatro Nacional a las 19:30 horas.