Jueves, 8 de Diciembre del 2016


Pe|Prom|grati days|1|728x90

Sistema de alquiler de viviendas identificará más sujetos de crédito

Publicado el 22/07/15

Lima, jul. 22. La próxima implementación de la Ley de Promoción Inmobiliaria permitirá a las entidades financieras identificar con claridad un amplio mercado de nuevos sujetos de crédito, porque facilitará la creación de un perfil crediticio familiar ajustado a la realidad, afirmó el ministro de Vivienda, Construcción y Saneamiento (MVCS), Milton von Hesse.

En tal sentido, aseguró que este mecanismo de promoción para la adquisición de viviendas nuevas será atractivo para el sistema financiero nacional, tanto por razones de oferta como de demanda.
“En primer lugar, se trata de un negocio más. Si bien es un producto nuevo en nuestro país, ya es utilizado en otras economías con buenos resultados, puesto que reporta interesantes tasas de retorno”, declaró al Diario Oficial El Peruano.
Aceptación
Explicó que productos de este tipo están disponibles en Chile, Colombia, México, además de otros países desarrollados del hemisferio norte, donde los resultados son favorables.
Asimismo, dijo que a los bancos les interesará acompañar la demanda generada alrededor de estos productos (alquiler, alquiler-venta y leasing inmobiliario) debido que se trata de familias jóvenes que en el futuro constituirán un mercado atractivo de sujetos de crédito para los agentes financieros.
Un tercer aspecto, detalló, es la vigencia de la modalidad de depreciación acelerada.
“Ello permitirá liberar liquidez en el corto plazo y rentabilizarla aún en períodos de desaceleración de la economía. Se trata de un buen negocio de mediano y largo plazo en esta coyuntura de bajos retornos y caídas en las bolsas internacionales, donde los bancos tienden a optar por un negocio seguro más que por uno rentable, pero incierto en el tiempo”, sostuvo.
Formalidad
El titular del sector sostuvo que la Ley de Promoción Inmobiliaria impulsará la formalización de las operaciones de alquiler de viviendas porque estas estarán exoneradas del pago del impuesto general a las ventas (IGV).
“Actualmente hay un gran mercado de alquiler, donde el 7 por ciento de las viviendas del país se dedican a este negocio. No obstante, cerca del 100 por ciento se realiza en un entorno informal”, precisó.
Indicó que los propietarios ya no tendrán ninguna ventaja de alquilar sus propiedades con el esquema anterior.
“Ahora les conviene migrar al nuevo sistema, no solo por la exoneración del IGV, sino también por los procesos sumarios que se aplican para el desalojo de las viviendas en caso de incumplimientos de pago”, añadió.
En este caso, Von Hesse aclaró que las operaciones de alquiler, alquiler-venta y leasing inmobiliario están exoneradas del pago de IGV, “aunque las dos primeras se desarrollarán con más rapidez que la tercera”.
Ello se debe a que un gran número de proyectos habitacionales no se ha podido vender y que ahora podrá colocarse entre personas sin historial crediticio por las entidades financieras.
Mixto
Milton Von Hesse mencionó que una persona puede empezar con una operación de alquiler-venta o leasing inmobiliario y terminar comprando la vivienda al acceder al Fondo Mivivienda, si es que el precio no supera los 190,000 nuevos soles.
“Con el pago continuo de los primeros años puede establecerse un perfil crediticio del inquilino, de modo que pueda convertirse en un sujeto de crédito. Al optar por los recursos del Fondo Mivivienda, podría hacerse beneficiario del incentivo del Bono del Buen Pagador, el cual es un excelente beneficio”, puntualizó el ministro.
Cuota inicial
El ministro Von Hesse aclaró que en el caso de alquiler-venta o leasing inmobiliario no está considerado el pago de una cuota inicial.
“Ello se explica porque la propiedad del bien –en este esquema– corresponde a la entidad financiera elegida para la transacción hasta que se termine de pagar el 100 por ciento de su valor”, añadió.
De este modo, un porcentaje de los pagos mensuales se destinará al alquiler y otra a cancelar la propiedad de la vivienda. “Los porcentajes para cada caso serán definidos por el mercado”, dijo.
Por otro lado, el titular del sector enfatizó que el principal objetivo de esta ley es ampliar el abanico de oportunidades para que las familias peruanas puedan adquirir una vivienda digna y segura.
Explicó que en el país hay un déficit de 500,000 viviendas. “Pero si agregamos el número de unidades habitacionales sin condiciones de habitabilidad para las familias, esta brecha puede llegar a dos millones”, comentó.
El funcionario precisó que esta realidad inmobiliaria explica que las opciones disponibles en el mercado para adquirir una vivienda sean insuficientes (compra al contado, con crédito hipotecario o la autoconstrucción informal).