Jueves, 8 de Diciembre del 2016


Pe|Prom|grati days|1|728x90

Las personas que fuman tienen más riesgo de padecer esquizofrenia

Publicado el 13/07/15

Todo el mundo sabe que fumar es malo. Los efectos secundarios de este hábito son el cáncer de pulmón, el enfisema y el cáncer de boca. Pero parece que los cigarrillos también pueden causar mucho daño en otras áreas del cuerpo. Como por ejemplo, en el cerebro.

La relación entre enfermedades mentales y tabaco ha sido profusamente estudiada ea lo largo de los años. Por ejemplo, un estudio inglés asegura que el 42% del tabaco de Gran Bretaña es consumido por personas con problemas psicológicos. Además, en Estados Unidos, el 80% de los esquizofrénicos fuma, frente al 20% de la población general.

Pero qué fue antes, ¿el huevo o la gallina? ¿Las personas con desequilibrios psíquicos o emocionales fuman más porque sufren más, o los que más fuman tienden a desarrollar una mayor dependencia de la nicotina?

Un nuevo estudio, publicado en The Lancet, asegura que se puede atribuir al tabaco cierta responsabilidad en la aparición de la psicosis. Para llegar a esta conclusión, los autores han realizado un meta análisis de 61 trabajos científicos sobre el tema. En ellos se encontró que el 57% de los pacientes que fueron diagnosticados con esquizofrenia eran fumadores, por lo que primero vino el hábito y luego la enfermedad.

Hasta ahora se creía que el tabaco era una forma de aliviar el estrés que tenían las personas que sufrían de esquizofrenia. Incluso algunos trabajos apuntaban a que el gran consumo de cigarrillos, que suele ser superior en esta población, se debía a la mediación antispsicótica que podrían estar tomando.

Exceso de dopamina

Pero en el trabajo publicado en The Lancet hipotetiza con que el exceso de dopamina que muchas veces esta presente en los desequilibrios psíquicos puede ser causado en origen o agravado por la nicotina, una sustancia que favorece este fenómeno.

Uno de los autores, Michael Owen de la Universidad de Cardiff asegura que va a ser muy difícil demostrar que el tabaco pueda originar esquizofrenia, debido al gran número de factores que causan esta enfermedad (genéticos, sucesos estresantes, causas familiares). Michael Bloomfield, de la Unversidad College de Londres, y que también participó en el meta estudio, asegura que es que las personas que fuman tienen más posibilidades de desarrollar esquizofrenia que los que no, pero que hace falta más investigaciones para poder asegurar esta premisa con total certeza.