Domingo, 4 de Diciembre del 2016


Pe|Prom|grati days|1|728x90

Estas son las razones por las que nunca deberías cortarle las orejas o la cola a tu perro

Publicado el 17/07/15

“Es ridículo e innecesario esto”. Es lo que podemos decir acerca de esta dolorosa practica.

¿Sabes por qué el perro doberman que compraste tiene las orejas cortadas? ¿Te has preguntado por qué se las cortan sin anestesia? ¿Te has puesto imaginar el dolor que han pasado miles de perros al sentirse mutilados?

Por años, se ha dicho que estos procedimientos son necesarios en ciertas razas para protegerlos de posibles lesiones o para mantener la higiene al rededor de su cola, pero la verdad, es muy distinta. Este procedimiento bastante cruel, es absolutamente innecesario, y sólo tiene un fin estético. El cuál no vale la pena arriesgar la integridad mental y física del perro.

Se llama caudectomía canina. Se hacen dentro de los primero 8 días de vida del cachorro, por un veterinario y con el uso de unas tijeras quirúrgicas o mediante la colocación de una banda especial en la cola para cortar el suministro de sangre, provocando que finalmente se caiga. La verdad es que cada día son más los especialistas que se niegan a hacer este tipo de amputaciones, con eso incluyo a los cortes en las orejas, y a continuación te compartimos siete grandes razones para negarnos cuando un veterinario proponga hacerlo.

1. No son unos simples cortes, son verdaderas amputaciones

Podemos cortarnos el cabello, las uñas, una y otra vez. Tenemos claridad de que volverán a crecer y el hacerlo no significa ni un tipo de inconveniente para nosotros o los animales Pero cuando se trata de este tipo de cortes, es mucho más lo que está en juego. Cuando hablamos de la caudectomía o las orejas, estamos cortando nada menos que cartílagos, nervios, vasos sanguíneos y otros tejidos además de la piel.  

corte-orejas-fotos-blog8

2. La cola es parte de la columna vertebral

La cola está formada por vértebras y otros tejidos que son vitales para mantener el equilibrio. Cuando se le amputa, son muchas las cosas que podría no volver a hacer con absoluta normalidad, como es el caso de correr, saltar, girar o nadar.

i-7682

3. La cola y las orejas son vitales para su forma de comunicarse, a veces la única, con otros animales y con nosotros

Cuando un perro mueve la cola, significa que está feliz. Cuando sus orejas apuntan hacia adelante, significa que está poniendo atención. Así, son muchas las conclusiones que se pueden sacar sobre lo que está sintiendo o intentado demostrar a través del lenguaje corporal, y si lo piensas bien, al amputarles justo esas partes, estas dejándolos prácticamente mudos hacia el resto del mundo.

lo

4. No existe ni una sola evidencia científica que avale las amputaciones

La verdad es que se realizan por fines puramente estéticos. Y para demostrarlo, en países como Alemania, que son de los más desarrollados del mundo, estas prácticas están totalmente prohibidas.

52e24fdda58d3

5. Es doloroso, incluso si es cachorro, y traumático

Este proceso se realiza generalmente, cuando los perros aún son cachorros, y como dije en la introducción, se los somete a este traumático proceso sin siquiera contar con anestesia. De todas formas, esto es aún más terrible cuando los perros son adultos. Se necesita de anestesia general, ya que los vasos sanguíneos, huesos y nervios están demasiado desarrollados. Finalmente se sangra bastante y el post operatorio es muy incómodo.

cola-amputada

6. Complicaciones derivadas de una mala praxis en las operaciones y postoperatorio pueden derivar en serias complicaciones 

El tratarse de heridas abiertas, el post operatorio es fundamental. Si se produce una infección en esta parte del proceso, la verdad es que puede llegar hasta a nivel de los huesos y comprometer la columna. En los casos más extremos, esto puede llegar a provocar una septicemia e (infección generalizada) y matar al perro.

dogo-argentino-3

7. Toda amputación puede hacer que el animal no demuestre un comportamiento normal

Traumas, falta de socialización y comunicación, heridas y dolores innecesarios, pueden hacer de un perro normal, uno absolutamente infeliz.

no-cortar