Jueves, 8 de Diciembre del 2016


Pe|Prom|grati days|1|728x90

Reconocen a Zaña como ‘repositorio vivo de la memoria colectiva’

Publicado el 30/05/15

Chiclayo, may. 30. El Ministerio de Cultura reconocerá al tradicional distrito de Zaña, en Lambayeque, como “Repositorio vivo de la memoria colectiva”, en reconocimiento a los logros alcanzados mediante sus organizaciones, para preservar la memoria, historia, identidad y cultura de la población afrodescendiente.

Esta distinción será otorgada en mérito al expediente que presentó la actual gestión de la comuna distrital de Zaña y el Museo Afroperuano ante el Ministerio de Cultura, cumpliendo con los requisitos establecidos para tal fin.
El reconocimiento se realizará el jueves 4 de junio, a las 18:30 de la tarde, durante la ceremonia de conmemoración del Mes de la Cultura Afroperuana, que tendrá como escenario el auditorio Mario Vargas Llosa, de la Biblioteca Nacional, ubicado en la Avenida de la Poesía N° 160, del distrito limeño de San Borja.
Por tal motivo, la directora general de Ciudadanía Intercultural del Ministerio de Cultura, Rocío Muñoz Flores, mediante oficio N° 23-2015-DGCI-VMI/MC, invitó al alcalde de Zaña, Marco Hernández Briones, a recibir la distinción en nombre del distrito que representa.
En ese sentido, una comitiva, encabezada por el alcalde zañero, viajará hasta la capital de la República para recibir el primer reconocimiento de importancia nacional que recibirá el distrito de Zaña.
Marco Hernández informó que el reconocimiento será otorgado en correspondencia con la rica historia y herencia cultural de la comunidad de Zaña, en vinculación con la presencia africana y afrodescendiente en nuestro país.
Por su parte, el director del Museo Afroperuano, Luis Rocca Torres, explicó que el reconocimiento que hará el Ministerio de Cultura a Zaña es trascendental porque la población de dicho distrito conserva la memoria colectiva de tres siglos de esclavitud y guarda viva la herencia cultural africana.
Afirmó, además, que Zaña cuenta con el museo Afroperuano, que cumple una labor de salvaguardia del patrimonio cultural afrodescendiente y cuenta con uno de las principales colecciones de instrumentos musicales antiguos de la diáspora africana.
Refirió también que, durante los siglos XVII y XVIII, Zaña fue una próspera provincia conformada por cuatro valles, que abarcaba toda la región Lambayeque e incluía 31 haciendas con esclavizados que realizaban labores agrícolas y ganaderas.
Destacó, asimismo, que este reconocimiento contribuye de manera decisiva a la gestión y trámite que realizan la Municipalidad Distrital de Zaña y el Museo Afroperuano para que la histórica ciudad de Zaña sea declarada por la Unesco como “Sitio de la Memoria de la Esclavitud”.
Recordó que la población de origen africano en un inicio fue numerosa, lo cual hizo posible que conservara mejor sus costumbres ancestrales, las mismas que eran malquistas por prejuicio.
Con el paso del tiempo, los descendientes de esos esclavos hicieron un gran aporte a la cultura peruana, pues la zona es extraordinaria en folclor; convirtiéndose, según algunos estudiosos, en la cuna de la cumanana y del tondero.
Libres, los esclavos se dedicaron a sus acostumbradas diversiones. El lundero o “Zaña” nació de la danza negra “lundú”. En la época colonial. Al bailarín del “lundú” se le llamó “lundero”. Después de la inundación, este nombre fue cambiado por el de “tondero” que, a su vez, daría origen a la marinera norteña.