Jueves, 8 de Diciembre del 2016


Pe|Prom|grati days|1|728x90

OIM pide a países del sudeste asiático rescatar a miles de migrantes de sus aguas

Publicado el 12/05/15

Bangkok, may. 12. La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) pidió hoy a los países del sudeste asiático que rescaten a miles de migrantes cuyas vidas corren peligro al temerse que están a la deriva en el mar.

“Se necesita un esfuerzo regional (…) nosotros no tenemos la capacidad para buscarlos, pero los gobiernos si, tienen barcos y satélites”, dijo el portavoz de la OIM Joe Lowry, quien agregó que los migrantes están en muy malas condiciones, y que algunos incluso podrían estar muertos.
Según la organización en el mar podría haber cerca de 8.000 personas a la deriva, muchos de ellos provenientes de Bangladesh y de Birmania, con cada vez menos comida y agua.
Este llamado se produce después de que las autoridades de Indonesia anunciaran que habían remolcado fuera de sus aguas territoriales a una embarcación con cerca de 400 inmigrantes que había llegado el lunes a sus costas.
“Los traficantes tienen a las personas cautivas en el mar porque tienen miedo de acercarse a las costas. Parece que los contrabandistas abandonaron a la gente en el mar. Puede que estén allí desde hace semanas, incluso meses”, dijo a la AFP Vivian Tan, representante del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados en Bangkok.
En los últimos días, unos 2.000 migrantes han sido rescatados en las costas de Indonesia y Malasia, la mayoría de ellos musulmanes rohingyas, un grupo considerado por la ONU como una de las minorías más perseguidas de todo el mundo.
Birmania, un país de mayoría budista, considera a los cerca de 1,3 millones de rohingyas de su territorio como inmigrantes ilegales de Bangladesh, y en muchas ocasiones esta población ha sido perseguida y obligada a huir.
Estos migrantes parecen ser víctimas involuntarias de una nueva política aplicada por Tailandia, cuyo gobierno tomó medidas contra los traficantes de migrantes, tras el hallazgo este mes de decenas de restos en fosas comunes en el sur del país.
Mientras, Tailandia confirmó que será sede el 29 de mayo de una cumbre regional sobre el enorme flujo de inmigración clandestina, en momentos en que el sudeste asiático se enfrenta a una crisis migratoria “sin precedentes”.
“La cumbre extraordinaria es un llamado urgente para que los países de la región trabajen juntos para responder al aumento sin precedentes de la inmigración irregular”, indicó el ministerio de Relaciones Exteriores en un comunicado.