Domingo, 4 de Diciembre del 2016


Pe|Prom|grati days|1|728x90

La Potencia de lo Falso: 100 años de Orson Welles

Publicado el 05/05/15

Marialejandra Lozano_Basada en The stranger

Galería Juan Pardo Heeren (Jr. Cuzco 446)

Inauguración: martes 12 de mayo; 7 p.m.

Abierta al público del 13 de mayo al 14 de junio 

Celebrando un siglo del nacimiento del actor, director, guionista y productor de cine estadounidense Orson Welles, destacados artistas del medio presentan instalaciones, pinturas, videoarte, entre otros trabajos que, inspirados en la figura y trayectoria de Welles, ponen en entredicho categorías como realidad y ficción.

En el caso de esta muestra, el curador Nicolás Tarnawiecki Chávez, convocó a nueve artistas para que, a partir de la obra de Orson Welles pero más concretamente sobre el tópico de la potencia de lo falso, hagan una obra en la que se entrecrucen al menos algunos de los temas favoritos del cine de Welles: lo falso, las apariencias, ilusión, engaño, verdad, representación, montaje, etc.

Es así que el universo conceptual y visual de Welles se ve reflejado en las obras de Katherine Fiedler, Diego Lama, Maríalejandra Lozano, Pablo Ravina, Andrés Pereira, Gianfranco Piazzini, Gianine Tabja, Juan Diego Tobalina y Patricia Villanueva. “Todos están presentes como falsearios o intérpretes y nos dejan una aparente representación de las posibilidades de lo falso” anota el curador.

La potencia de lo falso

Antes de empezar a trabajar en el cine, Orson Welles había incurrido en el tema de lo verdadero y lo falso en la famosa ficción radial La guerra de los mundos, emitida el 30 de octubre de 1938 y que contaba el aterrizaje de naves espaciales en las cercanías de New Jersey, era (también en la historia de H. G. Wells) la guerra entre un mundo real y un mundo imaginario. Todo esto, no hizo más que poner de manifiesto claramente lo que Welles trataría más adelante en sus películas, la oposición entre un mundo “real” y un mundo “aparente”.

Esto se puede apreciar en la busca de la verdad acerca de Charles Foster Kane; en “Ciudadano Kane”, construyendo la verdad mediante su periódico; en un falso documental, “F de falso”, hecho en gran parte con fotogramas ajenos, que funcionó como una especie de lupa a través de la que el mismo Welles pudo analizar toda su obra; en el misterio acerca de la identidad de “The stranger”; en las ambivalencias morales de “La dama de Shanghái” y de “Sed de mal”; en el mundo arbitrario y onírico de “El proceso”,  por nombrar a algunas de las más importantes.

La exposición “La potencia de lo falso – 100 años de Orson Welles” se expondrá desde el miércoles 13 de mayo en la Galería Juan Pardo Heeren (Jr. Cuzco 446) y estará abierta hasta el 14 de junio. El horario de visita es de martes a domingo de 11 a.m. a 8 p.m.

Esta muestra colectiva sobre arte y cine se complementa con una muestra biográfica y de documentación sobre la vida y producción de Orson Welles incluyendo infografías, reproducciones, extractos de películas y algunos audios. Además, un ciclo de cine en el Auditorio del ICPNA Lima Centro con la proyección de las películas El ciudadano Kane” (1941), “La dama de Shanghái” (1947), “El proceso” (1962) y “F de Falso” (1973), los días lunes 11 y 25 en mayo, 8 y 15 de junio, respectivamente, a las 7 p.m. el ingreso es libre.

ORSON WELLES – Biografía

Nació el 6 de mayo de 1915 en Kenosha (Estados Unidos).

A los siete años de edad, interpreta él solo El rey Lear. Houdini le inicia en París en el mundo de la magia y la prestidigitación. Con quince años y huérfano viaja a Irlanda, donde se hace actor profesional. En Dublín, consigue firmar un contrato con el Gate Theatre, de fama internacional, y tiene solo dieciséis años. Cuando regresa a su país, tras una temporada en España, donde se aficiona a la tauromaquia, entra en la compañía de Katherine Cornell.

Debuta en Broadway con el papel de Teobaldo en Romeo y Julieta. Crea, en asociación con John Houseman, su propia compañía, el Mercury Theatre, que se estrena con un Julio Cesar con trajes de “camisas negras” fascistas, y monta un Macbeth situado en Tahití totalmente interpretado por negros, donde las brujas han sido sustituidas por brujos vudús.

Es periodista, editorialista, conferenciante, agitador. En 1934, comienza a trabajar en la radio (Nueva York), hasta 1947. El 30 de octubre de 1938 Welles provoca un increíble pánico con la adaptación de La guerra de los mundos, de H. G. Wells, que los oyentes toman por un relato verídico. Gracias a este trabajo  consigue en 1939 un contrato sin precedente en la historia de Hollywood.

Para su primera película, elige adaptar El corazón de las tinieblas de Joseph Conrad pero no se lleva a cabo por la falta de presupuesto. Dirige la mundialmente conocida Ciudadano Kane (1941), pasando a una nueva etapa en el cine. El cuarto mandamiento (1942) logra mejores resultados. En La dama de Shanghai (1948), aparece con el cabello teñido su mujer Rita Hayworth, y es famosa la escena en la galería de los espejos. Después rodó Mr. Arkadin (1954) encarnado Welles al protagonista. Touch of Evil (1958) se dice que es su mejor película después de Citizen Kane, y también aparece interpretando el papel de un inspector de policía. En El proceso (1962) quiere adaptar la novela de Franz Kafka y reinterpreta a Shakespeare en Macbeth (1948), Otelo, el moro de Venecia (1952) y Campanadas a medianoche (1966). En 1973, Welles estrena Fraude, una película experimental planteada como un falso documental. Acabó exiliándose, profesionalmente hablando, en Europa para llevar a cabo sus proyectos.

Orson Welles falleció el 9 de octubre de 1985 de un ataque al corazón en Los Ángeles. Lo encontraron postrado encima de su máquina de escribir.