Lunes, 15 de Octubre del 2018
turismo


Más de 900 bañistas fueron rescatados de playas y piscinas por Policía

Publicado el 27/02/15

Lima, feb. 27. En lo que va del año, los salvavidas de la Policía Nacional han rescatado a 905 personas en playas y dos piscinas de Lima que están bajo su custodia, desde Ancón hasta Cañete, se informó hoy.

De ese total, 472  son varones mayores de edad, 202 son varones menores edad, 152 son mujeres mayores y 79 mujeres menores de edad, según detalló el jefe de la Unidad de Salvataje de la Policía Nacional, comandante PNP Aldo Chang Morales.
Explicó que las playas San Pedro de Lurín, Arica, Los Pulpos y Santa María del Mar, encabezan la lista de los balnearios donde se han realizado más rescates de bañistas a punto de morir ahogados.
Es así que la concurrida playa San Pedro de Lurín registra hasta la fecha 117 personas rescatadas; le siguen en cantidad Arica (Lurín) con 113 rescates, Santa María del Mar con 93 rescates, Los Pulpos con  69 rescatados, Punta Hermosa con 53 y Puerto Viejo  con 49, todas del sur, entre otras.
El oficial también informó que hasta el momento se ha reportado cuatro veraneantes fallecidos por ahogamiento y dos personas desaparecidas; también se han rescatado nueve cadáveres en diferentes playas de la capital.
El comandante Chang señaló que en comparación con el año pasado, la cifra del presente año podría ser mayor, debido a que en toda la temporada de verano del 2014 la Policía rescató a 1,103 personas; en cambio en el presente año, en menos de dos meses, ya se ha rescatado casi mil personas.
La Unidad de Salvataje cuenta con 500 salvavidas distribuidos en 108 playas y dos piscinas, desde Ancón hasta Cañete; tiene también 15 motos acuáticas y tiene el apoyo de dos helicópteros de la Dirección de Aviación Policial.
El jefe policial recomendó a los veraneantes no consumir alcohol o alguna sustancia alucinógena antes de bañarse, verifiquen que la playa cuente con salvavidas y se fijen en las banderas: si es verde pueden entrar, pero si es roja no.
También exhortó a hacer caso a las señalizaciones, sobre todo en las playas peligrosas, y no rodear con sus sombrillas las torres de los salvavidas, porque se dificulta la labor de rescate.
Finalmente el jefe de Salvataje explicó que las playas prohibidas para los veraneantes tienen tres características: las piedras no permiten caminar con firmeza, el oleaje es fuerte y la orilla es inmediatamente profunda.