Viernes, 22 de Septiembre del 2017
turismo


Pe|Prom|grati days|1|728x90

Marcha islamófoba convoca a 25.000 personas en Dresde

Publicado el 13/01/15

Como cada lunes, este 12 de enero, Pegida convocó a una manifestación en contra del islamismo radical. Lo llevan haciendo desde el 20 de octubre. Entonces acudió medio millar de personas, enDresde. Pero este lunes las calles de la ciudad del Elba acogieron a una manifestación de 25.000 personas, que muestran su adhesión a este movimiento, llamado Europeos Patriotas Contra la Islamización de Occidente.

No era una manifestación como las anteriores. El miércoles anterior, 7 de enero, tres ciudadanos franceses, islamistas, “vengaron” al profeta Mahoma matando a 12 personas en París, 10 trabajadores de la revista Charlie Hebdo y dos policías que custodiaban su seguridad. Otro terrorista, coordinado con ellos, secuestró un comercio kosher. Y los hermanos Kouachi tomaron rehenes en el inmueble en el que se encerraron por última vez. Diecisiete muertos en el corazón de Europa en nombre del Islam.

El portavoz de Pegida, Lutz Bachmann, desgranó el propósito de la manifestación en seis puntos:

– La creación de una Ley de Inmigración

– El derecho y la obligación de integración de los inmigrantes

– La expulsión de los islamistas (que no de los musulmanes), y de los extremistas religiosos.

– Referéndums de ámbito federal

– El fin de la participación en guerras exteriores

– Más medios destinados a la seguridad ciudadana

Bachmann no dejó de referirse a los atentados de la semana pasada: “Los ataques de París son un testamento a la existencia de Pegida”. Y pidió un minuto de silencio “no sólo por las víctimas de París, sino por todas las víctimas de crímenes motivados por la religión”. La bandera tricolor de Alemania, negro, rojo y oro, ondeaba en Dresde junto con la de Francia, en una muestra de solidaridad con el país vecino.

En frente se convocó una contra manifestación bajo el lema “limpieza de Dresde de comienzo de año”. Los manifestantes, unos 7.500, iban con escobas para mostrar lo que querían hacer con los ciudadanos que se manifestaban en frente. En Leipzig se convocó también una manifestación de Pegida, que concitó a 4.800 personas. En frente había una contramanifestación de 30.000.

Este martes, Angela Merkel participa en una manifestación de repulsa de los ataques islamistas de la pasada semana, que será también un acto de repulsa del movimiento anti islamista Pegida.

Los mensajes del movimiento anti islamista (que no anti islámico) son: “Contra el fanatismo religioso”, “contra las guerras de religión en tierra alemana” y “por la preservación de nuestra cultura”.

Pegida no ha logrado convertirse en un movimiento de masas, aunque quizás sea un poco pronto para ello. Pero la lucha que hay en torno a este movimiento está en el cerco de oprobio que políticos y medios de comunicación tienden sobre el movimiento. Desde la canciller Angela Merkel a cualquier otro representante de los partidos políticos, le llueven críticas al movimiento Pegida. Por ejemplo, el ministro de Jusitica del gobierno alemán, Heiko Maas, ha dictado quién tiene derecho a recordar a las víctimas de París, y quién no: “las víctimas no merecen el mal uso que hacen estos agitadores”, ha declarado aBild.

Pegida está empezando a romper ese cerco, pues junto con varias personas afiliadas o cercanas a movimientos de ultra derecha, hay muchos otros ciudadanos sobre los que no puede caer ese oprobio. La lucha a favor y en contra de este movimiento será por el estigma de la ultra derecha.