Jueves, 21 de Septiembre del 2017
turismo


Pe|Prom|grati days|1|728x90

Encontraron el cadáver del muchacho que salió a vender su auto en el distrito de La Molina

Publicado el 28/01/15

Enterrado dentro de un inmueble en La Molina apareció Rubén Leiva Calderón, el joven que el pasado 20 de diciembre salió de su casa en el mismo distrito para vender su auto Kia Cerato. Personal de la Policía Nacional y el Ministerio Público estuvo por más de seis horas en el inmueble de la cuadra 3 de la calle La Punta, en la urbanización El Sol, donde se excavó una fosa hasta hallar finalmente el cadáver del joven de 32 años poco antes de las 11 p.m.

En ese inmueble no vivía nadie, pues se encontraba en venta. Imágenes de “América Noticias” dieron cuenta de que sobre los restos de Leiva habían arrojado cal. El pasado 24 de diciembre, el auto de Leiva fue encontrado abandonado cerca de su casa, en la urbanización Mayorazgo, en Ate. Dentro se encontraron una mochila con una laptop, cuadernos, una casaca y otros objetos. Por ello, aunque en primer término se habló de la hipótesis del robo, familiares sospecharon luego de un ajuste de cuentas.

DETENCIÓN DE AMIGO FUE CLAVE

La semana pasada, Harold Maldonado Rázuri, amigo de Leiva, fue detenido en calidad de sospechoso, pero finalmente confesó el crimen. Ambos estuvieron juntos el día de la desaparición.

Uno de los últimos lugares que visitó Rubén Leiva fue la oficina del Servicio de Administración Tributaria (SAT) del Jockey Plaza, ubicado en Surco. Las cámaras de seguridad lo captaron junto a Maldonado, quien hoy finalmente confesó el crimen a 38 días de la desaparición. La casa de este queda a dos cuadras de donde fue encontrado el cuerpo.

El mismo día en que desapareció, Leiva debía encontrarse con el pastor de la iglesia evangélica a la que asistía pues iba a llevar donaciones a Villa El Salvador. Sin embargo, tampoco llegó a esta cita.

Nota: El Comercio