Miercoles, 22 de Noviembre del 2017
turismo


Pe|Prom|grati days|1|728x90

Bosque de Pómac recibió más de 15,000 visitantes durante el 2014

Publicado el 08/01/15

Lambayeque, ene. 08. Un total de 15,400 visitantes, en su mayoría nacionales, recibió durante el 2014 el Santuario Histórico Bosque de Pómac (SHBP), área natural protegida (ANP) ubicada a 31.5 kilómetros de Chiclayo, distrito de Pítipo, provincia de Ferreñafe, Lambayeque, informó el guardaparque, Willam Zeña.

Añadió que en el 2013 se registró un ingreso de 20,000 turistas -entre locales y extranjeros- pero el año pasado el número disminuyó no tan significativamente, debido a que desde el 2 de enero se inició el cobro de la entrada: 10 nuevos soles los adultos y 3 nuevos soles los niños.
“Entonces se apreció una baja en las visitas pero se logró recuperar paulatinamente. Ahora se cobra porque se necesita recursos para la conservación del Santuario, aunque para los lambayecanos la tarifa es 50 por ciento menos”,  puntualizó Zeña en declaraciones a la Agencia Andina. 
“El turismo interno registra el porcentaje más alto, representados principalmente por alumnos de instituciones  educativas y universitarios. Entre los extranjeros, proceden de Alemania, España, Estados Unidos, Bélgica, Brasil, y de Japón (para el tema arqueológico), anotó.
Comentó, asimismo, que en el verano empieza a bajar el turismo porque los visitantes se orientan más a la playa. La temporada alta empieza desde abril hasta setiembre; en feriados largos y fines de semana hay gran afluencia de visitas, aseveró.
Big Day
Zeña  también mencionó que los Big Day promovidos por Promperú, incrementa el aviturismo en el SHBP, al poseer una gran diversidad de aves, de las cuales 55 especies son endémicas.
Añadió que dicha ANP  que abarca 5,887,38 hectáreas y adquirió la categoría de Santuario Histórico desde el 1 de junio del 2001, alberga 106 especies de aves, de las cuales 17 son endémicas. Adicionalmente, cuatro especies de aves son endémicas del Perú, es decir, se les encuentra únicamente en nuestro país.
Zeña sostuvo que en el interior del SHBP es fácil ver la Cortarrama Peruana, especie considerada como el ave símbolo del Santuario, ya que aquí se encuentra una de sus poblaciones más nutridas (y en expansión), la cual se estima en alrededor de 500 individuos.
Destaca además, la presencia de otras aves como la Golondrina de Tumbes, el Pitajo de Tumbes  y el Copetón Rufo, especies que son muy difíciles de ver en otros lugares del norte del Perú.
“El Bósque de Pómac  está abierto al público todos los día 09:00 a 17:30 horas y el tema de las aves es especial, se pueden ver desde las 06:00 horas. Los observadores vienen a admirar a las aves, en especial a la cortarrama y el copetón, que son especies de conservación, al igual que la golondrina, los chiscos y otros”, indicó.
El guardaparques sostuvo que en el Bósque de Pómac se protege a la mayor y más densa formación de algarrobos del planeta, se fusiona el tema de la flora -se conservan especies típicas del bosque seco- fauna y  arqueología, porque aquí se desarrolló la cultura Sicán.
 
En una de las 36 pirámides, en la Huaca El Oro, se descubrió al Señor de Sicán en 1995 y la conocida máscara de oro, distintivos por excelencia del gran poderío del reino Sicán. El santuario está atravesado por el río  La Leche y está ubicado en la parte media del valle de este río. En sus alrededores están asentadas poblaciones de origen muchik que aún conservan algunas tradiciones ancestrales.
Zeña refirió que el  80 por ciento del territorio del SHBP es netamente patrimonio cultural. Agregó que lo vigilan 7 guardaparques y 5 especialistas de  diferentes carreras profesionales, como forestales, agrónomos,  biólogos, y arqueólogos. “Nuestro equipo de trabajo está compuesto por  14 personas. Hay jefatura, administración, asesoría legal, la parte técnica y de campo”, precisó.
De otro lado, subrayó que hay proyectos de inversión, investigación y otros  que se están desarrollando en la zona de amortiguamiento.
“Se necesita que las autoridades trabajen la organización de la zona de amortiguamiento y mejoren su calidad de vida, porque  depende de ellos que los bosques se sigan manteniendo vigilados, expresó.
Explicó que aproximadamente 10,000 familias de campesinos rodean el área natural protegida. Se dedican a la agricultura y ganadería tradicional. Muchos hacen uso del bosque para el pastoreo de sus animales, recolección de frutos, apicultura o aprovechamiento de las ramas secas como combustible para sus cocinas, entre otros beneficios como el ecoturismo.
Tenemos un programa de guardaparques voluntarios que se aplica en las 10 comunidades que rodean el perímetro del bosque y trabajamos directamente con ellos”, enfatizó.
Por último, Zeña remarcó que es fácil el acceso al SHBP. Por vía terrestre desde la ciudad de Chiclayo; vía Ferreñafe, en el kilómetro 9 de la carretera Pitipo-Batangande (La Curva)y  vía Íllimo, a 4 kilómetros al este de la Panamericana Antigua.