Sábado, 23 de Septiembre del 2017
turismo


Pe|Prom|grati days|1|728x90

Urtecho afrontará proceso bajo arresto domiciliario

Publicado el 31/01/14

El juez supremo de investigación preparatoria, Luis Alberto Cevallos Vegas, ordenó el arresto domiciliario para el ex legislador Michael Urtecho, quien venía afrontado en libertad el proceso que se le sigue por concusión y enriquecimiento ilícito, en el cual también está involucrada su esposa, Claudia Gonzales Valdivia. La disposición para Urtecho se cumplirá por espacio de ocho meses, bajo custodia policial.

En el caso de su cónyuge, el magistrado dispuso la comparecencia restringida.

Según argumentó el juez, “existen suficientes elementos de comisión que vincularían (a Urtecho) con los delitos imputados”, de acuerdo a la declaración de los agraviados, es decir, sus ex trabajadores.

También señaló que de acuerdo a la declaración jurada de ingresos, bienes y rentas del imputado del 2006 y 2012, se corroboría el incremento sustancial de su patrimonio.

En cuanto a la pena que podría recibir Urtecho por los delitos imputados, el juez estimó que sería superior a los cuatro años de prisión efectiva, por lo que existe posibilidad de fuga. Además, mencionó que Urtecho no presenta arraigo laboral ni domiciliario. En el primer caso porque fue desaforado del Congreso y en el segundo porque no tiene un inmueble a su nombre.

A esto se suma que Urtecho no ha realizado la devolución de los sueldos de sus trabajadores de los que se apoderó en parte.

En cuanto a su esposa, si bien el juez consideró que existe elementos para determinar que cometió delito de concusión, ella podría recibir una pena inferior a los cuatro años. Además, no tiene antecedentes penales. Por esa razón se dispuso la comparecencia restringida en su caso.

La fiscalía apeló la decisión judicial respecto a Urtecho porque había solicitado que el arresto se cumpla en un establecimiento hospitalario, y en el caso de su cónyuge por considerar que debía afrontar el proceso con prisión preventiva.

A cada uno se les impuso el pago de 50 mil nuevos soles de caución, a depositarse en 15 días.

La defensa de la pareja no apeló la resolución judicial.