Lunes, 21 de Mayo del 2018
turismo


Tres décadas de amor acorralado

Publicado el 14/10/13

La Alianza Francesa de Lima y la Embajada de Francia en el Perú informan que, en el marco del Festival de Danza Independiente 100% Cuerpo, el coreógrafo francés Thomas Lebrun presentará el espectáculo de danza contemporánea “Tres décadas de amor acorralado”, pieza que trata sobre las expresiones del amor durante la aparición y progreso  del Sida hasta nuestros días,  en una única función el viernes 18 de octubre a las 8:00 p.m. en el Teatro de la Alianza Francesa de la Av. Arequipa 4595, Miraflores.

Sobre el espectáculo.

Tres décadas de amor acorralado es una pieza compuesta por tres solos y un dúo, que se vinculan con la continuidad, transmisión, disonancia y contradicción de la evolución del Sida. Recorriendo una cronología musical (de la new-wave inglesa y americana, la movida española, el pop internacional y del rock independiente) directa o indirectamente ligado a la eclosión  y a la propagación del virus, atravesando las etapas de duda, de miedo y de desilusión de una generación golpeada por un amor temeroso.

Cinco bailarines encarnan las épocas y los lugares a fin de interrogar a esta presencia impuesta que filtraron actos y pensamientos y que perturbaron tres décadas con una cierta libertad de gozo.

El costo de las entradas será de S/.40 general y S/.30 estudiantes. Venta en Teleticket y boletería de la AFL.

La palabra del creador.

En los años 80, cuando se comenzó a hablar de una enfermedad sexualmente transmisible y letal,  yo me convertía en un adolescente atemorizado, medroso de lo desconocido, por la incomprensión, por las diferencias, por el descubrimiento del otro, por la idea de confiar en otra persona. Cómo vivir serenamente la sexualidad en esta vida atrapada por el miedo y la idea de muerte,  como permitirse amar mediante un amor acorralado?

Hoy en día, el Sida no tiene el mismo rostro ni la misma representación, lo conocemos mejor y hemos aprendido a codearnos con él; por ello, esta pieza convoca a la intimidad de toda una generación, envuelve el peso de nuestra sociedad, interroga una mirada occidental sobre tres décadas de amor acorralado.

Tres décadas de amor acorralado de…

Riesgo: Solo de Anthony Cazaux sobre la aparición, del frenesí y del pavor.
Un cuerpo ambivalente, equivocado.
Una silueta sobre zancos, en altura, tónica, sin edad…
Un ritmo vertiginoso y embriagador, universo oscuro y lleno de vida, un ambiente ambiguo.
Escapar de la realidad. Rendirse a lo desconocido, no querer ver.
Este solo es uno frenético, cara a cara frente al peligro.

Tres décadas de amor acorralado de…

Miedo: En dúo Anne-Emmanuelle Deroo y Raphaël Cottin, víctima o testigo del miedo por el otro y por el acto, pero que se dejan llevar por el deseo.

Una mujer y un hombre.
Dos cuerpos oscilando entre la  fuerza seca y frágil, lentamente se acercan, temiendo la confianza y el acto.
Un camino hacia la desnudez, la sinceridad, el abandono, el placer. Un momento de temor de gran intensidad sorda y plena.

Tres décadas de amor acorralado de…

Duda: Solo de Anne-Sophie Lancelin, de lucidez alarmante, contraída por errar, de una invasión introspectiva y destructiva.
Un cuerpo que se pierde.
Que se aleja del sentido, de lo concreto.
Que olvida sus soportes, que se apoya en la vida.
Que se empecina en creer, que construye en el aire.
Incapaz de afrontar, aspirado por la herranza, por la ilusión, por el sueño…
Este solo es uno de inocencia, inconciencia, despreocupación… De un quiebre de lucidez… alarmante.

Tres décadas de amor acorralado de…

Soledad: Solo del propio Thomas Lebrun, solo con un cierto abandono voluntario, por lo tanto más vale elegir que estar solo,  que tomar riesgos, que afrontar sus miedos y dudas…

Un cuerpo quídam
una masa, intensidad, fuerza aparente, fragilidad constante, evolución paralela. Un aislamiento impuesto, un camino a siegas. Una caída, una evasión, ir hacia, avanzar solitario.
Qué destino. Qué amor. Qué elección. Qué fuerza.

Biografía

Director del Centro Coreográfico Nacional de Tours desde el año 2012, Thomas Lebrun inició su carrera en el Norte de Francia, siendo un bailarín atípico, aprendiendo fuera de las escuelas convencionales, lo que refiriera en su obra “Itinerario de un bailarín regordete”.

En el año 2000, fundó la compañía ILLICO luego de la creación del solo “Cache ta joie” (Esconde tu alegría). Seguidamente, “Tomar el tiempo de estar”, “La Trêve”, espectáculos como “What You Want?”, “Switch”, o “La constelación consternada” son algunas de las piezas de un universo y de una estética exploradas, que pasan de una danza exigente y precisa, a una teatralidad reafirmada.

Thomas Lebrun escribe asimismo varias co-producciones, especialmente con el coreógrafo suizo Foofwa d’Immobilité (El show / Un twomen show) y la coreógrafa francesa Cécile Loyer (Qué tal!), y crea coreografías para compañías en el extranjero, como el Ballet Nacional de Liaonning en China o el Grupo Tapias en Brasil.

Sus últimas creaciones:

En julio 2010, responde a la solicitud del Festival de Aviñón y de la SACD (Les Sujets à Vif) con la creación del solo “A veces, el cuerpo no tiene corazón”.

En noviembre 2011, crea la coreografía de la pieza “Cuatro cielos de noviembre”, para el Junior Ballet del Conservatorio Nacional Superior de Música y de Danza de Paris. En marzo 2012, crea “La joven y la muerte”, pieza para siete bailarines, un cantante lírico y un cuarteto de cuerdas.

“Trois décennies d’amour cerné” es su última creación, estrenada en junio 2013 antes de empezar su gira internacional, con presentaciones en Ecuador y en Perú.