Lunes, 16 de Julio del 2018
turismo


Primera exposición sobre los incas en Europa causa sensación

Publicado el 29/10/13

Lima, oct. 29 . El museo Linden de Stuttgart, en Alemania, alberga la primera exposición sobre los incas en Europa, y su directora, Inés de Castro, revela que existe una fascinación de esta cultura prehispánica originaria de Perú sobre el público europeo.

Los conquistadores españoles derritieron la gran mayoría de los objetos de oro que encontraron en territorio incaico. Por ello, hoy en día sólo quedan pocas muestras de ese arte dorado, como esta pequeña figura que representa a un inca de la clase noble.

Los conquistadores españoles derritieron la gran mayoría de los objetos de oro que encontraron en territorio incaico. Por ello, hoy en día sólo quedan pocas muestras de ese arte dorado, como esta pequeña figura que representa a un inca de la clase noble.

En una entrevista concedida a la cadena Deutsche Welle, la directora argentino-alemana explica que es la autora intelectual de la exposición “Los incas: reyes de los Andes”, una aventura que llevó más de dos años de preparación y que sienta nuevas bases.

Esta exposición es la primera de tal dimensión sobre los incas en Alemania y Europa. ¿Por qué nunca antes se había realizado una muestra de esa proporción en Europa?

No solamente es la primera exhibición de esta magnitud, sino que es la primera sobre los incas en general. Hubo muchas exposiciones con el título de inca, pero no mostraban objetos incaicos, sólo las culturas predecesoras. Es una pregunta muy difícil, esa de por qué nunca nadie hizo una antes; pienso que muchos de los objetos incaicos no son tan conocidos. Nuestras informaciones han cambiado bastante en los últimos diez, 15 años por las excavaciones arqueológicas hechas en el valle de Cusco y alrededores. Y también, quizá, porque uno podría pensar que una cultura con un estilo geométrico quizá no sea tan interesante para los visitantes; pero como nos damos cuenta, realmente tiene mucho éxito.

 ¿Cuáles son los mitos más persistentes acerca de los incas que la arqueología ha podido desmitificar en los últimos años?

Creo que los mayores cambios son de tipo cronológico. Ahora se entienden los principios de la cultura incaica, cuándo se formó, de dónde viene, y, por ejemplo, en la exhibición presentamos por primera vez la cerámica Killke, que es la primera que se puede denominar de identidad incaica.

 Para preparar esta exposición, usted también viajó a América Latina. ¿Con qué países latinoamericanos hubo cooperación y cómo fue esta?

La cooperación fue solamente con Perú, y la exhibición presenta objetos de Perú en combinación con objetos de Europa. Nos hubiera gustado abrir el enfoque a otros países, pero es algo que por razones financieras no pudimos hacer. La cooperación con Perú se dio en diferentes niveles. Tuvimos a dos invitados peruanos, dos becarios arqueólogos, que nos ayudaron en la concepción, que nos dieron una visión peruana de la cultura incaica. Y también hubo muchos contactos con los diferentes museos en Lima y Cusco, con el Ministerio de Cultura y con la embajada.

¿Cuánto le deben los incas a otros pueblos?

Hay muchas cosas que los incas retomaron de los pueblos antecesores, como los tejidos, los puntos cardinales, los dioses, muchos aspectos de la cosmología. Fueron muy hábiles en integrar distintas maneras de pensar o de ver el mundo y de hacer algo nuevo de todas estas diferentes influencias.

Los incas poseían un sistema de comunicación numérico en forma de nudos: el quipu. Algunos investigadores creen que los incas además poseían una escritura. ¿Es posible que un pueblo pueda gobernar y administrar a un imperio tan grande sin tener una escritura propia?

 Por supuesto, creo que la escritura no sólo es algo que tiene que ver con un determinado nivel de cultura. Esa es una visión muy europea o eurocentrista. Alexander von Humboldt definió las altas culturas y la escritura tenía que ser parte de la cultura. Pero, en América Latina, también hubo muchas culturas que llegaron a tener un nivel muy alto, sin escritura.

Usted ha dicho que para los incas los tejidos eran más valiosos que el oro…

Sí, los textiles son realmente excepcionales y, hasta hoy, todavía no han perdido su calidad ni sus colores. Los españoles cuentan, por ejemplo, que cuando ellos llegaron los incas no escondieron el oro, sino que lo que hicieron fue quemar los textiles, para que no cayeran en sus manos.

 ¿Qué le fascina de la cultura incaica?

La palabra “inca” aquí, en Europa, es muy conocida, pero nadie realmente sabe lo que es. Para el público alemán todas las culturas peruanas son casi lo mismo. Nosotros queremos mostrar lo que es la cultura incaica, qué estilos tuvo, qué tipo de cerámica, cómo se definió. Aquí en Europa se cree que cuando llegaron los españoles se acabaron los incas. Nosotros también mostramos el tiempo de la colonia para enseñar que todavía hubo una gran influencia incaica en ese tiempo, en que se mezclaron los símbolos geométricos incaicos con el barroco europeo. Hay algunas piezas excepcionales que muestran este sincretismo religioso y cultural.

En los mismos países andinos muchas veces se ignora la existencia de los indígenas quechuas o aimaras, que de alguna forma son los herederos de la cultura incaica, y hasta se les discrimina. ¿Esta exposición también da cabida a la actual cultura indígena en los países andinos?

 Al final de la exhibición tenemos un espacio donde mostramos entrevistas con diferentes personas (en Perú). Y la pregunta que hicimos fue, ¿qué significa “inca” para usted hoy en día? Creo que la diversidad de las respuestas nos muestra que todavía persisten muchos rituales, la cosmología aún está presente; pero, por otro lado, “inca” se ha transformado casi en una marca para poder vender algún producto promocional, alguna zona arqueológica u hotel. Para nosotros, en el museo Linden, es muy importante mostrar la variedad cultural, y pienso que es una lástima que en Latinoamérica la variedad no se vea como algo positivo.

¿Hay aspectos, elementos, de los incas que aún están presentes en la actual cultura de los países andinos?

Sí, pero es muy difícil hablar de una continuidad entre los incas prehispánicos y los de hoy, porque, en el tiempo colonial solamente un 10 por ciento de la población sobrevivió a las epidemias, guerras y a los trabajos forzados. Hoy hay mucha influencia prehispánica en los países andinos, pero, ¿es realmente una influencia incaica? Esa es la pregunta…

¿Cuál es su objeto preferido en esta exposición?

Mi objeto favorito es el uncu (camiseta de vestir para hombres), con un diseño de ajedrez en rojo. Es el único tejido del cual sabemos qué papel jugó: era usado únicamente por los capitanes de la guerra. No es que me guste la guerra, pero me gusta mucho este uncu que es tan simple, pero tan increíble. Es muy moderno.

La exposición “Los incas: reyes de los Andes” (Inka: Könige der Anden) estará abierta al público en el museo Linden de Stuttgart hasta el 16 de marzo del 2014. Después pasará al centro de exposiciones Lokschuppen, en Rosenheim, del 11 de abril hasta el 23 de noviembre del 2014.