Lunes, 15 de Octubre del 2018
turismo


Expertos comienzan a destruir armas químicas de Siria

Publicado el 07/10/13

El equipo de expertos internacionales eliminó ayer cabezas de misiles, bombas y equipos para mezclar químicos, en el primer día de su campaña para desmantelar el arsenal de armas químicas de Siria, informó la ONU. 

Los especialistas supervisaron al personal sirio que “usó sopletes y máquinas trituradoras para destruir o inutilizar una gama de objetos”, precisó un comunicado divulgado por Naciones Unidas y la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ).

 Los expertos de ambos organismos llegaron a Damasco para comenzar las verificaciones de las armas químicas prohibidas al presidente Bashar al Asad y su destrucción, según la resolución del Consejo de Seguridad.

 “El proceso de destrucción de armas químicas sirias comenzó hoy (ayer)”, afirmó en un comunicado Naciones Unidas, al confirmar los comentarios iniciales de un funcionario de la ONU en Damasco. 

Los trabajadores sirios destruyeron o desmantelaron “una variedad de objetos” como “cabezas de misiles, bombas aéreas y equipos para mezclar sustancias químicas”, añadió. “El proceso continuará en los próximos días”, continuó.

El equipo internacional también está “observando, verificando y reportando” si el gobierno de Al Asad suministró la información apropiada sobre su arsenal químico.

Los expertos deben verificar la destrucción de un arsenal calculado en 1,000 toneladas, de las que cerca de 300 serían gas mostaza o sarín, repartidas en decenas de emplazamientos.

Su misión responde a la resolución 2118 del Consejo de Seguridad, posible gracias a un acuerdo ruso-estadounidense que prevé el desarme químico del país para mediados de 2014.

Con este plan, las instalaciones de mezcla y producción de químicos se destruirán antes del 1 de noviembre.

 El secretario general, Ban Ki-moon, entregará hoy un informe al Consejo de Seguridad con más detalles de la logística de la que es considerada una de las más peligrosas operaciones de desarme nunca llevadas a cabo, puesto que Siria aún está en guerra.

 El acuerdo de destrucción del arsenal químico sirio alejó la amenaza de una acción militar liderada por Estados Unidos después del ataque químico del 21 de agosto, que Occidente y la oposición atribuyen al régimen de Bashar al Asad.

El presidente sirio negó en una entrevista concedida al semanario alemán Spiegel toda responsabilidad en este ataque, y consideró que su gobierno ha sido “muy transparente” con el equipo de la OPAQ desde su llegada el martes a Siria.

El presidente sirio, Bashar al Asad, reconoció en sus declaraciones a Spiegel que cometió “errores” desde el inicio del levantamiento popular contra su régimen, en marzo de 2011.

“Se han cometido errores personales. Todos cometemos errores. Incluso un presidente comete errores”, sostuvo, tras añadir que sus “decisiones fundamentales fueron justas”.

Preguntado sobre una responsabilidad total de la oposición en las masacres, Al Asad respondió que “la realidad no es o blanca o negra”. “No podemos decir ‘ellos son responsables al 100% y nosotros no lo somos en absoluto’.”