Domingo, 22 de Julio del 2018
turismo


Aliancistas con la fé al tope: “Blanquimorados” golearon al Pacífico y lucharán por la punta

Publicado el 10/10/13

Crónica: Luis Ángel Polín

Son días de ambiente religioso, el mes de octubre no solo es conocido por los frecuentes temblores o por el rico turrón Doña Pepa. Desde 1655, año en que el esclavo Benito de Angola pintará a Cristo crucificado en una pared en las afueras de Lima, nacería una de nuestras más grandes tradiciones. Todos conocemos la historia, que a pesar de que el terremoto de ese año dejo muchos muertos, damnificados y viviendas destruidas, la pared no tuvo ningún daño, repitiéndose años posteriores, otros maremotos y terremotos, deciden entonces hacer una copia en un lienzo para rendirle homenaje en procesiones a este milagroso Cristo que año a año ganaba devotos no solo en Pachacamilla sino en todo Lima. En 1715 la imagen viene a ser el patrono de la ciudad de los Reyes contra los temblores que azotan la tierra, las procesiones fueron más frecuentes, las ofrendas se dieron de muchas maneras, y para un cuadro del pueblo con gente morena como Alianza Lima, no era la excepción, el equipo del distrito de la Victoria cambia el color azul de su camiseta por el morado, símbolo del fervor religioso que tiene el equipo. El Cristo en su casa de las Nazarenas sale todos los años en procesión, el plantel aliancista siempre estuvo acompañando al Cristo Moreno. Son fechas donde Alianza no la pasa bien por muchos motivos, sirve mucho la fe y la reflexión, que a pesar de los problemas, el corazón de los hinchas debe permanecer con el equipo en todo aspecto, con más razón si aún hay chances de lograr cosas importantes este año.

 Alianza Lima había caído frente a la Universidad Cesar Vallejo en Trujillo la fecha anterior, las cosas no funcionaron en esa oportunidad, más allá del buen partido de los dirigidos del “Chino” Rivera, los “Grones” nunca pudieron tener otra alternativa de juego que evite una goleada, el resultado no era el único motivo para que cayeran anímicamente, la renuncia de Wilmar Valencia no asentaba bien en el equipo, entre muchos chismes de que su salida se originó por pedido de algunos jugadores, Francisco Pizarro y un cuerpo técnico elegido por la directiva se ponían el buzo para terminar la presente temporada. Mientras por el otro lado, teníamos al equipo rosado del Pacifico FC, los cuales se hicieron más fuertes mentalmente al vencer de locales al puntero de los impares, venían a Lima con la consigna de hacer un buen partido en Matute para seguir con su pelea de alejarse de los últimos lugares de la tabla, el equipo que hizo de Huacho su nueva casa, cuenta con un plantel de gente joven y gente experimentada, sería un partido de pronóstico reservado, partido de mitad de semana que prometía, enfrentándose un viejo zorro como “Chalaca” Gonzales frente al aun inexperto Director Técnico “Panchi” Pizarro.

El partido empezó como siempre con la mayor posesión de balón para los locales, sabían que las matemáticas servían, y que de ganar, el próximo rival a vencer seria Garcilaso en calidad de locales, así pelearían por alcanzar los Play Off. Una volante del equipo blanco y morado poblaron el medio campo, Paulo Albarracín, Andersen, “Coco” Bazán y el “Zorrito” Aguirre tenían mucho toque para complicar a sus marcadores, el “Armenio” Guevgeozian retrocediendo para apoyar en la elaboración y aunque Alianza dominaba más Pacifico también mostraba lo suyo, por ejemplo, el remate de Mauro Cantoro que pudo desviar de gran forma el portero George Forsyth, y es que cuando los recuperadores del equipo visitante, en especial Alonso Bazalar, cumplían con la difícil tarea, los rosados arriesgaban un poco. Alianza tenia lo suyo, en la primera etapa tuvieron una gran oportunidad, y se la perdió Wilmer Aguirre, solo frente al arco, después del centro de “Talara” Trujillo desde la izquierda. El tiempo parcial terminaba así, con un equipo victoriano dominando pero no logrando añadirla en el arco, y un cuadro rosado aguantando bien y tratando de cortar circuitos de funcionamiento al rival, “Chalaca” lograba hasta ese momento su cometido, terminar en cero la etapa inicial, en su mente estaba conseguir al menos un punto, que para ellos era muy aceptable por la posición de la tabla y el difícil rival que tenían al frente.

El segundo tiempo mostraría una cara diferente, el cafecito cargado de “Panchi” pondría las cosas en orden, además los cambios fueron acertados en el medio campo, Andersen y Guevgeozian le darían la oportunidad a Julio Edson Uribe y al chico de 19 años Junior Ponce, que había llegado para sumar como refuerzo, pero que el profesor Valencia no le había dado la oportunidad de mostrarse, el esquema cambió, Uribe y Albarracin bien parados como volantes medios le daban la seguridad a los demás para que puedan acercarse al área, Mosto quedaba como único punta, el “Zorrito” algo retrasado y Ponce jugando bastante libre, el toque de balón se hizo mucho más marcado y eso provocó las continuas llegadas. Alejandro Chui provocaría la falta cerca del área de una manera irresponsable, oportunidad perfecta para Luis Trujillo, que se ha vuelto un especialista en esta temporada, el zurdo la mandó al fondo del arco de Ruiz. Luego, nuevamente Chui algo nervioso le cometería la falta a Ponce que entraba con facilidad al área, el penal era para uno de los defensas goleadores este año, Walter Ibáñez metió un zapatazo que Ruiz por poco ataja pero la potencia del tiro logró su cometido, era un dos a cero que dejaba tranquilo a Alianza que priorizo defender a partir de ese momento, rotar más el balón y tenerla en su dominio.

El cambio de Gonzales-Vigil por Mosto era más para darle minutos al popular “Chuck Norris”, lo importante era mantener el resultado para seguir soñando con alcanzar a Garcilaso. Pero Bazán recordó que tiene una precisión en los pies para habilitar compañeros, esta vez habilitó a Gonzales-Vigil con un gran pase, el delantero recién ingresado fusiló al arquero rosado, el “Lobo” marcó después de mucho tiempo y para darle una victoria al equipo que le deposito la confianza al contratarlo a mitad de año, cuando muchos estaban en contra de su fichaje porque lo veían como obsoleto para un cuadro grande del medio, pero se equivocaron. La fé crece en el mes de los milagros para los íntimos de la Victoria, las cosas no son tan jaladas de los pelos, esta solo a siete puntos del puntero y la próxima fecha, después de las eliminatorias mundialistas, Alianza enfrentara nada más y nada menos que a Real Garcilaso. Podrían seguir regalándole una alegría a los hinchas que en estos días incluyen en sus rezos que la campaña de su equipo mejore pese a todas las adversidades.