Domingo, 24 de Septiembre del 2017
turismo


Pe|Prom|grati days|1|728x90

Guardia costera italiana rescata a 350 personas, en su mayoría sirios

Publicado el 28/08/13

Roma, ago. 28 . Los guardacostas y la Marina italiana rescataron a cerca de 350 personas, en su mayor parte de origen sirio, frente a la costa del sureste de Sicilia, donde las autoridades esperan la llegada de muchos más refugiados que huyen de la guerra civil.

La agencia Europa Press informó que la Marina ha rescatado a cerca de 200 personas de un barco pesquero, abarrotado y en mal estado, y aseguró que eran de origen sirio.

La mayor parte de ellos no llevaban sus pasaportes, y un portavoz precisó que sus nacionalidades todavía no han sido confirmadas.

En la embarcación se encontraban 28 niños, entre ellos una niña de solo cuatro días de nacida, que había nacido durante el viaje. Tanto el bebé como su madre se encuentran en buen estado, según el portavoz.

Un segundo barco alcanzó la costa con 150 inmigrantes a bordo. El jefe de las autoridades portuarias de Siracusa, Luca Sancilio, afirmó que todavía no se determina la nacionalidad de los rescatados.

“Estamos viendo una gran cantidad de sirios que llegan en los últimos días”, declaró Sancilio a la cadena de televisión SkyTG24. “Dado lo que está ocurriendo en Siria, esperamos que lleguen muchos más”, añadió.

Varios miles de personas intentan alcanzar las costas del sur de Italia cada verano, época del año en la que las aguas del Mediterráneo se encuentran lo suficientemente en calma para que pequeñas embarcaciones puedan cruzar desde Libia o Túnez.

Aunque la mayor parte de los inmigrantes son de origen subsahariano, durante este año alcanzaron la costa italiana muchas personas huyendo tanto de la guerra civil en Siria, como de los conflictos políticos en Egipto y otras zonas del norte de África.

Casi 9 mil inmigrantes llegaron en barco a Italia entre el 1 de julio y el 10 de agosto, según los datos publicados por el Ministerio de Interior hace dos semanas. Durante los últimos doce meses, más de 24 mil personas llegaron al país.

La llegada de inmigrantes es provocada por la esperanza de encontrar un empleo en la Unión Europea, por lo que muchos de ellos no se quedan en Italia.

“Los propios refugiados han asegurado que Italia solo es una zona de paso, y la mayor parte de ellos tratan de encontrar trabajo al norte de los Alpes”, explicó Sancilio.

Los que llegan sin documentación detenidos por las autoridades italianas son trasladados a centros estatales para inmigrantes. Algunos de ellos consiguen escapar de las instalaciones, con poca vigilancia, y aquellos que no lo consiguen y no pueden probar que son refugiados políticos, pueden ser repatriados.