Jueves, 15 de Noviembre del 2018
turismo


cinemark cineplanet cine star cine uvk

“Lección debida” se estrena en el cine con una positiva acogida del público

Publicado el 15/05/13

 

La película Lección debida escrita y dirigida por el joven director español Iván Ruiz Flores, producida por AniuR Creativos Audiovisuales y Demovie Film al margen de subvenciones públicas y/o privadas, se ha estrenado el pasado 10 de mayo en los Cines Artistic Metropol de Madrid con una positiva acogida del público.

Lleno total en la sala marcó un fin de semana de expectativas para los creadores del filme. El realizador Ruiz Flores y su directora de casting Orisel Gaspar ofrecieron tras las proyecciones un pequeño coloquio.

Iván Ruiz Flores (Madrid, 1979) quien ha sido el director español de cortometrajes más premiado en todo el mundo en el año 2011, tardó casi tres años en sacar adelante este su primer largo, un difícil parto para el realizador durante el cual, y desde que grabó la primera escena de ‘Lección debida’ en 2009, le ha dado tiempo a rodar dos cortometrajes con los que ha recabado centenares de premios internacionales pero también a arruinarse por el camino con la producción de esta película con la que dice haber aprendido más de una lección.

Con este largometraje, que ha sido definido por el crítico de cine Antonio Durán como “una de las propuestas más estimulantes del cine de terror en España en lo que va de año”, el director envuelve al espectador en una atmósfera tensa en la que sin ser consciente de ello le induce a adoptar un papel activo ante lo que ve, obligándole a elegir. Según Durán “Lección debida no es una película de terror convencional. Va mucho más allá. Ruiz Flores logra que identifiquemos el miedo como algo cercano y que nos puede pasar a cualquiera. Y además podemos sufrirlo en el amplio sentido de la palabra. Es difícil no sentirse turbado tras la estupenda escena en la que una de las víctimas es preparada para su muerte mientras Txema Blasco narra lo que le va a ocurrir después paso por paso. No es una película de miedo, es una película sobre el miedo.”

Para Ruiz Flores, su cine se mueve en un género que él mismo ha bautizado como “su-so”, suspense social al servicio de la vida, a veces justa a veces injusta, pero siempre poética.

Los dos protagonistas del largo Txema Blasco y Montse Ortiz han sido premiados con anterioridad. Blasco, el veterano actor, obtuvo recientemente el Premio a Mejor Interpretación Masculina en la XI Semana de Cine Fantástico, Terror y Ciencia Ficción Catacumba, celebrado en España; y Montse Ortiz, el Premio a la Mejor Interpretación Femenina en el I Festival Internacional de Cine de Hermosillo de México. La película cuenta con un reparto redondo con nombres como Marta de Frutos, Roberto Áron, Ramiro Melgar y Mar García.

El talento reunido en torno a la película le ha valido también recientemente el Gold Remi Award como mejor largometraje en la 46 Edición del WorldFest, que se celebró el abril en Houston.

Lección debida ha obtenido en pocos meses cerca de una veintena de selecciones en diferentes festivales internacionales celebrados en países como Estados Unidos, Italia, México, Australia y España, entre otros tantos. La cinta se encuentra entre los ocho largos a concurso en el I Festival de Cine e Televisión Camino de Santiago.

Iván Ruiz Flores, también guionista y director de Dulce –el cortometraje español más premiado en 2011 con 115 premios en total, reconocido porFrancis Ford Coppola y Ridley Scott– ha dicho que su intención ha sido hacer una película sangrienta sin que apenas aparezca sangre, una película muy luminosa que termine por agobiar, una película donde el espectador comience y acabe tan desubicado como lo están los propios personajes, una película donde el asesino nunca mata y donde quién mata no es un asesino. Una película, en definitiva, cuyo objetivo no es ofrecer respuestas, sino plantear preguntas. Definida por su director como una película de autor que habla sobre el miedo y habla desde él, de un miedo verdadero, que es real. El miedo que el mismo siente por lo frágiles que somos los seres humanos y la enorme facilidad con la que se les puede manipular.