Miercoles, 23 de Mayo del 2018
turismo


Estado debe priorizar inversiones que contribuyan a derrotar la pobreza

Publicado el 30/04/13

SNMPE expresa que reglamento de ley de fortalecimiento de PetroPerú buscaría viabilizar compra de refinería y grifos de Repsol por parte del Estado

El Reglamento de la Ley de Fortalecimiento y Modernización de PetroPerú aprobado por el Ejecutivo, después de siete años, buscaría viabilizar el interés del gobierno de comprar la refinería de La Pampilla y la red de estaciones de grifos de Repsol; y además concretar la intervención directa de la empresa estatal petrolera en toda la cadena de la industria hidrocarburífera (explotación, exploración, refinación y comercialización de combustibles) en el país.

Así lo afirmó la presidenta de la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía (SNMPE) Eva Arias de Sologuren, tras reiterar que el interés del gobierno de comprar, a través de PetroPerú, la refinería La Pampilla y la red de estaciones de grifos de Repsol, es contrario al principio de la Constitución Política que señala el rol subsidiario que debe cumplir el Estado, constituyendo además, una pésima señal para los inversionistas.

“Es imprescindible mantener la confianza que nuestro país ha ganado para seguir captando la inversión privada necesaria para continuar en la senda del crecimiento”, acotó. Asimismo, dijo que lo que necesita el Perú es una política energética coherente de largo plazo que garantice su crecimiento sostenido, más no un Estado empresario interventor que busque controlar precios y aplicar subsidios indiscriminados que sólo generarán más pobreza”.

No comprendemos por qué el Estado quisiera intervenir en actividades económicas donde los privados ya invierten y arriesgan capitales. Más bien sus esfuerzos deben dirigirse a mejorar los servicios de salud, educación, seguridad ciudadana y cerrar la brecha de infraestructura existente en el país, afirmó Eva Arias.

“Por eso los impuestos que pagamos todos los peruanos deben ser invertidos por el gobierno en la construcción de más escuelas, hospitales, sistemas de agua potable y alcantarillado que son obras que necesita la población, en vez de destinarlos a inversiones de riesgo”, comentó.

La presidenta de la SNMPE manifestó que la compra de las propiedades de Repsol, que demandaría un desembolso superior a los dos mil millones de dólares, no sería rentable para el Estado peruano; y que es mejor y prioritario pensar en el futuro y destinar ese dinero a inversiones que permitan reducir los niveles de pobreza y mejorar la calidad de vida de los peruanos. Invertir en nuestro capital humano es lo más rentable en el mediano y largo plazo; y es allí a donde debemos apuntar.