Viernes, 24 de Noviembre del 2017
turismo


Pe|Prom|grati days|1|728x90

“Assange asilado”

Publicado el 22/06/12

LIMA – Julian Assange, el fundador de WikiLeaks (el servicio de publicación de documentos confidenciales de las grandes potencias en la web), ingresó el miércoles 20 a la embajada ecuatoriana en Londres para solicitar asilo político.

Así se ven esfumados unos $ 400,000 que diversos amigos suyos pusieron como fianza suya para que pueda permanecer en la capital británica, mientras se resolvía el proceso de extradición a Suecia, donde se le quiere juzgar por haber abusado o acosado sexualmente a dos ciudadanas de dicha nación.

Assange sostiene que ello es un truco que busca desprestigiarlo para silenciar a su cadena de contrainformación que ha hecho tantos destapes de planes secretos, encarcelarlo y preparar su futura extradición a EE.UU. donde líderes de sus dos grandes partidos le han calificado de traidor, terrorista o agente sujeto a las peores sanciones criminales.

El gobierno de su patria de nacimiento (Australia) se lava las manos en ello, aduciendo que solo podría rechazar una extradición si ésta fuese para pedir su ejecución.

La embajada ecuatoriana en Londres es apenas un pequeño departamento que colinda con el de la embajada colombiana y está a 3 minutos a pie de la sede diplomática peruana. Esta apenas tiene facilidades de acomodar a algún huésped permanente, el cual, posiblemente, puede estar pernoctando sobre un saco de dormir o un sofá.

China y Rusia (en uno de cuyos canales tiene un programa) no han querido comprarse un pleito mayor contra sus rivales occidentales, con los que la situación está tensa ante su negativa de respaldar una intervención en Siria. Venezuela está ad portas de claves elecciones generales y tanto ésta como Cuba han sido blancos de ataques en las elecciones municipales londinenses de mayo 2012 donde el laborista pro-Alba Ken Livingstone perdió ante el oficialista conservador Boris Johnson.

Ecuador, un país relativamente chico y con poco peso internacional y menor movimiento comercial con Reino Unido, ha estado exento de los ataques conservadores y, con esa movida, busca ganar cierta autoridad en el contexto internacional. Rafael Correa al acoger a Assange quiere mostrar que su república juega un rol diplomático algo contestatario e independiente, mientras que así justifica su batalla interna contra lo que él denomina la oligarquía de los grandes medios privados de comunicación. También quiere mostrar una imagen contrapuesta a la que se produjo cuando el principal diario opositor de su país le acusó de tratar de acallarlo e incluso uno de ellos se asiló brevemente en la embajada de Panamá en Quito.

Este asilo trata de poner en mal pie a la OTAN, mostrando sus inconsistencias pues EE.UU. hace poco refugió en China al disidente invidente Chen Guangcheng. Reino Unido ha dicho que detendrá a Assange si él viaja en un auto diplomático y no se sabe cuánto tiempo él podría permanecer en la embajada ecuatoriana de Londres o si podría llegarse a alguna transacción.