Domingo, 20 de Agosto del 2017
turismo


Pe|Prom|grati days|1|728x90

50 AÑOS AL SON DE PEDRO MIGUEL

Publicado el 07/10/11

Una de las agrupaciones peruanas de mayor arraigo popular está de mantel largo. Y más de una generación lo celebra al compás de su ritmo contagiante, desde su cuna musical, el bohemio Barrios Altos. Los 50 años de impresionante trayectoria artística, genera más de un “comentario en el solar”, de Pedro Miguel y sus Maracaibos, toda una leyenda viva en los discos de vinilo. El buen Pedro habló con nosotros y aclaró más de una incertidumbre de su entorno. Que suene la música.

-Pedro, cualquiera no llega a las Bodas de oro. ¿Qué consolida este aniversario?

“Mira hermanito, cuando uno se propone algo en la vida, tiene un solo camino, portarse bien como persona y como profesional. La disciplina y la pasión por la música, es la base de esta realidad. Además, porque en mi agrupación nunca hubo estrellas.”

-¿Cuándo se inicia todo esto?

“Acuérdate que por los 60 no había cumbia peruana. La música tropical cubana estaba en todo su fragor. Entonces, con el primo de mi esposa, que tocaba la “cuchara” y yo el cajón, nos permitimos “alterar” el sonido cubano.”

-Pero alguien influyó en esta tendencia.

“Nadie. Por ese año, entramos a un bar de Barrios Altos y nos impresionó como la gente “metía” una moneda a las radiolas antiguas para escuchar a Los Compadres y Guaracheros de Cuba. Tanto nos gusto este ritmo que frecuentamos este lugar hasta para cantar y tocar. Qué época.”

-Pedro, mucho se habló que fuiste un buen vecino de los Barrios Altos.

“Ja,ja,ja. No hermano, yo nací en Trujillo y mi madrecita tuvo que traerme a la capital con permiso especial y así transitar por el maravilloso mundo del espectáculo.”

-Lo mismo se preguntan por el nombre del grupo.

“Fue algo anecdótico. Por esos años, los discos salían con etiqueta donde siempre aparecían unas palmeritas. La curiosidad nos llevó a tomar un Atlas y buscar su origen. Apareció Maracaibo, una de las provincias de Venezuela, pero su música era la llanera, aún así, nos gustó el nombre hasta hoy.”

-Ya nos imaginamos los pedidos musicales en sus múltiples actuaciones.

“Ufff. Y lo más lindo es que hay mucha juventud que nos siguen. La lista es interminable, pasando por “Piraña”, “La Paila”, “Gayta y sorongo”, pero indudablemente “Comentario en el solar” es nuestra identidad, donde se luce mi compadre “chacal” Pedro Grados.”

-¿Qué opinas de la música tropical actual?

“Respeto mucho los proyectos y propuestas. En el medio, por ahora manda la cumbia norteña, porque todos tienen una misma línea. Incluso se dan grandes contrataciones entre sus cantantes, pero no hay innovación. Los Maracaibos están lejos de esta realidad.”

-Les costó mucho que sus discos suenen en las emisoras.

“Ja,ja,ja. La calidad hasta en las grabaciones fueron tomados en cuenta años atrás. No sufrimos mucho para que nuestros discos sean programados, porque sabíamos del gusto popular cuando tocábamos en todas las esferas sociales del país. Los Maracaibos entró alegremente en los corazones populares, es decir, del barrio querido, al son de cueros, maracas y trompetas.”

-Pedro, acaban de presentar una reciente producción.

“Si pues, gracias al Señor.”Desenfreno tropical” se llama el reciente CD, a propósito de nuestro aniversario, donde destaca mi hijo Pedro Miguel Jr., tiene toda la del padre, ja,ja,ja. Esta bonita la producción, incluye “Las maracas de cuba”, “Comentario en el solar”, “Ya todo se acabó”, inspiración de Victoria Hernández-Yvan Abanto. También, en arreglos especiales, el huaynito “Niña Chay” de Willian Luna. No se lo pueden perder.”

-Pedro, ¿y como van a celebrar los “50 almanaques”.

“Con lo mejor que nos gusta hacer, tocando dentro y fuera del país. Los contratos así lo ameritan. Ah, y todos los compromisos se respetan.”

-Finalmente, los peruanos en el extranjero bailan como en sus barrios de Lima.

“Cada vez me quedo sorprendido gratamente que no pierden la “chispa” para bailar, los peruanos somos únicos para gozar. Por eso en el escenario nos sentimos privilegiados hacerlos bailar. Hay Maracaibos para rato, ja, ja, ja.”

En todo momento de la entrevista nos sentimos identificado con la trascendencia musical de Pedro Miguel, quién conserva su inigualable “look”, carismático, de impecable vestir y muy ameno para entrar al túnel del tiempo. Bien por él y sus Maracaibos.

Por Marcos Mendoza