Martes, 19 de Septiembre del 2017
turismo


Pe|Prom|grati days|1|728x90

LLEGARON LOS BRAVOS DE LA SALSA

Publicado el 18/03/11

La música es la memoria de los sueños”. Y es verdad, porque Lima y sus fanáticos salseros hacen realidad lo inalcanzable, tener juntos a las más brillante constelación de estrellas, en un mismo escenario. En concurrida y amena conferencia de prensa, se mostraron tal cual los apreciamos en sus memorables conciertos por todo el mundo.

La gran noche de auténtica rumba será en el majestuoso Estadio de San Marcos. Los cueros de la Fania All Star sonaran para el deleite de grandes y chicos. De esta inigualable agrupación que emergió en los 70 con una descarga musical única. Sus íconos cantantes son la leyenda viva de la máxima influencia contemporánea en la música latina. Por eso, fue un privilegio estar cerca a ellos y gozar de sus encantos profesionales.

Con su contagiante alegría primero, nos atendió el legendario Larry Harlow, bien llamado “El judío maravilloso”. Y habló a nombre de sus hermanos del pentagrama.

-Larry, ¿que significa el piano para ti?

“Ufff. Mi vida, mi pasión. Es parte en la fundación de Fania. Mis dedos hablan ahí.

-¿Con qué tema te quedas?

“Oyeme, es complicado tu pregunta. Pero acaricio la felicidad cuando trabajamos con “Abran paso”.

-¿Qué sientes pisar tierra peruana?

“Es un honor estar aquí, de gran historia y con una comida espectacular. Que bravo es el cebiche peruano. Contento porque tengo buenos amigos, como “Melcocha”, tremendo sonero, si señor.”

-Algunas palabras para los músicos nacionales.

“Que “echen pa lante”, a recrear sus pensamientos a través de la salsa, a preocuparse para tocar y cantar como los dioses.”

Sentimos una especial alegría, porque me reencontré con Ismael Miranda, “El niño bonito de la salsa”. El saludo caluroso me hizo recordar cuando tuve el honor de ser el promotor del sello Fania.

-Ismael, sigues aferrado al cantautor de la salsa

“Ahí estoy. Ser solista me permite colaborar en la grandeza de esta agrupación llena de emociones. El cariño mutuo de muchos años, hace que cante desde adentro.”Asi se compone un son”, es el claro ejemplo de mi sentir.

-¿En la Fania hay estrellas?

“Las estrellas están en el cielo. Así decía mi hermano Héctor Lavoe al son de un bolerito.”

Uno de los que se “robó” el show fue el inquieto moreno Roberto Roena, quimboso él hasta para tocar su inseparable bongó.

-Dicen que Ud. no estudio música. Entonces, ¿cómo lo hace?

“Ja,ja,ja. No leo ni la palma de mi mano. Pero le doy duro a los cueros. Que lo digan mis compañeros de el Gran Combo de Puerto Rico, donde le puse “suing” hasta morir.”

Igualmente, tuvimos suerte juntar a los inseparables Richie Ray y Bobby Cruz, los “Concertistas de la salsa”. El dueto peso pesado, cuyas canciones van llenas de mensajes para el alma.

-Richie, ¿junto hasta hoy con Bobby?

“Y todo entre trompetas, boogaloo, guaguanco. El fervor de trabajar al lado de Bobby nos hace perdurar en el maravilloso mundo de la salsa.”Ahora vengo yo” es la identificación de ambos.”

-Bobby, ¿cuanto pesa ser pastor bíblico en tu vida?

“Todo, una nueva vida para transitar por el camino correcto. Encaminarnos como cristianos evangélicos e insertar con sentimiento religioso a nuestra música, es la misión e instrumento para todos mis hermanos.”

Cheo Feliciano, el sonero de sonero de Ponce, que logró romper todos los records de ventas discográficas con “Anacaona”, también fue destacado con enorme admiración.”El Perú, su gente está en mi corazón y mente”, siempre lo dijo.

No había tiempo para más. Complementaron la constelación de estrellas, Bobby Valentin, Papo Lucca, Nicky Marrero de Bronx, Ismael Quintana, Adalberto Santiago, y otros grandes referentes, como sostuvieron, cantaran hasta que Dios les de aire.

De Nueva York a Lima, la salsa “es como la camisa blanca, que nunca pasará de moda”. La invitación está hecha.

Por Marcos Mendoza