Miercoles, 18 de Octubre del 2017
turismo


Pe|Prom|grati days|1|728x90

Stone Temple Pilots inició gira latinoamericana con gran éxito

Publicado el 29/11/10

Delirante, así resultó la segunda visita de Stone Temple Pilots a la Arena Monterrey – México, el día de ayer, domingo 28 de Noviembre, el día que muchos fanáticos peruanos esperaban para sentir a quienes a los Stones cada vez más cerca de nuestro país.

Como en los viejos tiempo, los californianos demostraron el porqué son una de las bandas del grunge más imponentes del mundo, y supo ganarse al público que asistente.

“Crackerman” fue la carta de presentación de Stone Temple Pilots, tema ideal para la ola de ovaciones que iniciaron a partir de ese momento, pues con un megáfono en la mano Scott Weiland de inmediato puso al público de su lado, al hacerlos cómplices del sonido pesado que retumbaba en cada rincón del recinto.

“Gracias, hoy vamos a cantar canciones con las que están familiarizados”, dijo Weiland, al saludar a los miles que se congregaron para celebrar no un partido de futbol, sino una sobrecarga de buen rock.

“Wicked garden”, “Vasoline” y “Be-tween the lines” fueron los siguientes tracks dentro del repertorio, y además incluyeron una bandera mexicana que la agrupación ondeó efusivamente.

A diferencia de la ocasión anterior en donde compartieron escenario junto a Nine Inch Nails y más de uno quedó sorprendido por la producción que presentaron en escena, esta vez STP (Stone Temple Pilots) optó por algo sencillo y únicamente una manta en color rojo con el símbolo de la victoria fue la que acompañó al grupo.

Aun así, el talento de Scott, la energía de la dinastía DeLeo y la locura de Eric fueron suficientes para llenar el escenario y demostrar por qué han dejado huella dentro del rock internacional.

“Still remains”, “Cinnamon”, “Big empty” y “Plush” completaron el setlist que sumó 18 canciones.

“Sex type thing” fue el primer intento para dar por finalizada la noche, sin embargo, tras el acostumbrado grito de “¡ooooootra! ¡ooootra!”, Scott y compañía regresaron para cerrar con “Dead and bloated” y “Trippin’ on a hole in a paper heart”, esta última coreada de principio a fin.