Sábado, 23 de Septiembre del 2017
turismo


Pe|Prom|grati days|1|728x90

Los socorristas redoblan esfuerzos en Taiwán mientras el tifón deja 67 muertos

Publicado el 12/08/09

tifónCHISHAN, Taiwán (AFP) – Los equipos de socorro taiwaneses enviaron este miércoles helicópteros para tratar de evacuar a unas 700 personas aisladas en aldeas devastadas por torrentes de lodo, mientras el balance del tifón Morakot en la isla aumentaba a 67 muertos, 61 desaparecidos y 45 heridos.

Este último balance incluye a dos pilotos y un técnico que perdieron la vida al estrellarse su helicóptero de socorro el martes. En cambio, no incluye a unas 100 personas que, según los socorristas, podrían haber quedado sepultadas vivas bajo un torrente de lodo en la aldea de Hsiaolin (sur).

“Anoche (martes) descubrimos a 700 personas vivas en tres aldeas y a otras 26 esta mañana. Hemos desplegado 25 helicópteros para evacuarlas”, dijo el general Richard Hu. Más de 17.000 soldados participan en las operaciones.

Las labores de ayuda fueron interrumpidas este miércoles al mediodía debido a las fuertes lluvias, después de que 173 personas fueran socorridas, indicaron fuentes militares.

El general Hu agregó que no podía confirmar el número de personas enterradas bajo el lodo en Hsiaolin y en dos aldeas vecinas.

Los medios de comunicación habían señalado la cifra, no confirmada por las autoridades, de 600 personas enterradas únicamente en la aldea de Hsiaolin.

“Vi cuando la montaña se desplomó en pocos segundos, como si hubiera habido una explosión, y luego cubrió la mitad del vecindario. Creo que 600 ó 700 personas quedaron enterradas, y hay pocas probabilidades de que hayan sobrevivido”, afirmó Hung Chin-bao, un habitante de Hsiaolin.

Este hombre de 56 años y unos 40 vecinos fueron guiados por sus dos perros hacia un lugar alto y seguro. “Los perros nos salvaron”, afirmó.

“La ola de lodo cubrió nuestra casa y mi madre murió a causa de las piedras que cayeron sobre su cabeza. Nosotros escapamos hacia la cima de la montaña”, contó Lee Hsiu-ying, un habitante de Shanmin, otra aldea afectada.

El tifón Morakot, que atravesó Taiwán durante el pasado fin de semana, antes de llegar a China, provocó las peores inundaciones en los últimos 50 años en la isla. Aldeas enteras fueron cubiertas por las aguas. Numerosas rutas fueron cortadas y varios puentes se derrumbaron, dejando aisladas numerosas localidades.

Morakot ocasionó daños materiales en el sector agrícola de Taiwán de por lo menos 7.200 millones de dólares taiwaneses (225 millones de dólares estadounideses). Este miércoles, al menos 30.000 hogares carecían de electricidad y 750.000 de agua, de acuerdo con las autoridades.

Se trata del tifón más mortífero en el último medio siglo. En agosto de 1959, un tifón dejó 667 muertos y 1.000 desaparecidos en Taiwán.

Numerosas donaciones llegaron de obras caritativas, empresas y particulares para ayudar a los damnificados. El ex presidente taiwanés Chen Shui-Bian, acusado de corrupción y encarcelado, donó 1 millón de dólares taiwaneses. Un programa de televisión en el cual participaron estrellas de Taiwán y Hong Kong será organizado el viernes para reunir fondos.

Por otra parte, ocho personas murieron en China en deslizamientos de terreno e inundaciones causados por Morakot.

Otras 15 personas perdieron la vida en Japón, cuyas autoridades temen que el violento sismo que se produjo el martes de mañana haya debilitado los suelos, ya impregnados de agua al paso del tifón Etau.

Unas 17 personas seguían en la lista de desaparecidos el miércoles en el oeste de Japón, dos días después del paso de Etau. El último balance del terremoto del martes en el centro del país era de un muerto y 122 heridos.

Tres patrullas de guardacostas y unos 400 policías y militares buscaban a desaparecidos en un río crecido en la ciudad de Sayocho (centro-oeste), la zona más devastada por el ciclón.