Martes, 17 de Julio del 2018
turismo


Investigan laboratorio de San Marcos por presunto tráfico de mascotas

Publicado el 15/08/09

Después de infiltrarse en un nosocomio vestida como médico y pasar más de cinco horas en la comisaría de Breña acusada de robo el pasado jueves, Carmen Valverde Ibáñez (44) pudo recuperar ayer por la noche a su perro Tomás, encerrado en el Laboratorio de Cirugía Experimental de la Universidad de San Marcos, ubicado en el Hospital Nacional Arzobispo Loayza. “Una amiga del hospital me llamó y me dijo que mi perro estaba allí. Me infiltré y llegué cuando unos alumnos iban a practicarle una operación experimental”, explicó Valverde. Su mascota fue robada el pasado 7 de agosto cerca de su vivienda en San Miguel.

Ayer, ella esperó por más de 6 horas para que le entregaran a su mascota. Unas diez personas más también se congregaron en el lugar para saber si hallaban a sus perros perdidos.

Ninguna autoridad de San Marcos quiso brindarles información. Alrededor de las 5:30 p.m. llegó Jorge Sáenz Quiroz, titular de la Fiscalía Penal 57 de Lima, e inspeccionó el recinto, y encontró a dos perros más junto a Tomás.

“Él es mi perro puddle Chico. Se perdió el miércoles en Los Olivos. No sé como llegó a parar aquí”, dijo Fabián Aymachoque. Así como él, otras personas empezaron a reclamar por sus mascotas, que se perdieron o fueron robadas en distintas partes de Lima este mes.
La fiscalía inició ayer un proceso de investigación para determinar las circunstancias en que llegaron los canes al laboratorio de San Marcos, dirigido por la doctora María Sánchez Quispe.

Por su parte, en comunicado dado a conocer ayer, la Facultad de Medicina de San Marcos informó que se ha dispuesto una investigación para esclarecer lo sucedido, además de señalar que los perros —y otros animales— que les llegan no tienen dueño ni identificación.

Fernando Chávez Zapata, decano electo del Colegio Médico Veterinario del Perú, recordó que la Ley 27265 o Ley de Protección a los Animales sigue sin reglamentarse, lo que genera un vacío legal que propicia la existencia de un mercado negro que genera situaciones tan lamentables como la descrita.

Por su parte, el decano de la Facultad de Medicina de San Marcos, Emilio Blanco Blasco, desmintió que se dé un trato cruel a los animales que les llegan para las prácticas médicas. “La conducta de San Fernando está siempre dentro de principios éticos, entre ellos el no hacer sufrir innecesariamente a los animales”, sentenció.

EN PUNTOS
Carmen Valverde fue acusada del presunto robo de 7 microscopios por la directora del laboratorio de San Marcos. Luego se aclaró su inocencia.

Según dijeron los propietarios de los perros, las comisarías de sus jurisdicciones no les aceptaron las denuncias por el robo de sus mascotas.

Después de ser recuperado, Tomás fue trasladado a una veterinaria local porque se encontraba dopado y con una parte del pelaje rapada.

De acuerdo a ley, los perros deben permanecer diez días en el Centro Antirrábico de Lima antes de disponer de ellos para prácticas médicas.